Ir al contenido principal

¿Por qué convertirse en un 'knowmad'​?

🟢 Versión comentada por el autor disponible en Spotify y Apple Podcasts

Hace un par de semanas me preguntaron cómo desarrollar características o competencias 'knowmad' en los colaboradores. Mi respuesta fue clara y sencilla… ¿qué diantres es un know…mad?

Este concepto fue acuñado en 2008 por John W. Moravec, profesor e investigador de la Universidad de Minnesota, quien apuntó que un knowmad es un trabajador nómada del conocimiento y la innovación, es decir, una persona creativa, imaginativa e innovadora que puede trabajar con casi cualquier persona, en cualquier momento y en cualquier lugar (Bratianu, C., 2021).

Aunque ya muchos años antes y dada la necesidad de trabajadores para un nuevo entorno de trabajo, una nueva filosofía de gestión, un nuevo sistema de motivación y una nueva métrica para la productividad, Peter Drucker habló, en su libro La era de la discontinuidad (1969), de los “trabajadores del conocimiento” (¿acaso suena muy lejano del discurso actual?... guiño, guiño).

Este neologismo, relativamente nuevo en la literatura, se forma a partir de las palabras en inglés “know” (conocimiento) y “nomad” (nómada), y más allá de que este vocablo se une a una larga lista de anglicismo que se han ido incorporando a nuestro lenguaje, encierra cuatro competencias específicas que el mercado laboral está exigiendo cada vez más a las personas: autogestión, inteligencia cultural, movilidad y adaptabilidad. 

Veamos en qué consiste cada una de estas competencias características de los Knowmad o nómadas del conocimiento:

— Autogestión: Es nuestra capacidad para manejar nuestros comportamientos, pensamientos y emociones, así como la toma de decisiones, y actitudes emprendedoras de una manera consciente y productiva, es decir, es la habilidad de administrar el flujo de trabajo y productividad sin depender de supervisión.

— Inteligencia Cultural: La IC es la capacidad de adaptarnos, funcionar y manejarnos efectivamente en nuevos y diversos contextos culturales.

— Movilidad: La movilidad implica un alto nivel de dinámica de conocimiento, buenas habilidades para el pensamiento crítico, el pensamiento estratégico y el análisis de riesgos.

— Adaptabilidad: Significa tener flexibilidad para manejar el cambio, ser capaz de hacer malabarismos con múltiples demandas y adaptarse a nuevas situaciones con ideas frescas o enfoques innovadores.

La intuición de Drucker (1969) se hizo realidad y los trabajadores del conocimiento representan hoy la nueva ventaja competitiva en la gestión estratégica y el desarrollo de las empresas. Los knowmads son aquellos trabajadores del conocimiento que desarrollan estas nuevas competencias de autogestión, inteligencia cultural, movilidad y adaptabilidad.

El reto para personas y organizaciones son varios, por motivo de espacio me permito enumerar dos:

1) Uno de los principales es que hay cierto sesgo a creer que este tipo de perfiles de nómadas del conocimiento son para generaciones jóvenes; esto es discriminatorio y una estereotipificación. La realidad económica y laboral vaticinada por Drucker (1969) y retomada por Moravec (2008) requiere este tipo de competencias en todos los perfiles laborales. Hoy, en un mundo complejo, ambiguo e incierto, a las personas ya no se les promueve por sus títulos o cociente intelectual, los colaboradores hoy en día crecen por su capacidad de aprender continuamente, seguir siendo competitivos y alcanzar el éxito, independientemente de su edad.

2) El segundo es la capacidad de las organizaciones de desarrollar estas competencias en sus colaboradores. En otras palabras, primero tenemos que sembrar la semilla (o encender la mecha) del autodesarrollo. Esto es, no debemos asumir que estas habilidades o chip ya vienen insertos en los empleados o que surgirán de forma mágica. De manera errónea se está suponiendo que los colaboradores ya tienen el empoderamiento para auto-gestionar sus necesidades de desarrollo profesional…pero esto no es del todo cierto. De acuerdo a Gartner (2021) muchos empleados no están aprendiendo las nuevas habilidades adecuadas para su desarrollo personal o para beneficio de la organización.

La carrera por el talento humano es fundamental para el éxito de las organizaciones y desarrollar competencias enfocadas en la autogestión, inteligencia cultural, movilidad y adaptabilidad nos permitirán desarrollar competencias 'Knowmad' en los colaboradores y por ende, lograr que nuestras organizaciones sean exitosas y sostenibles a través del tiempo.

Epílogo.- ‘No sé’, el arma del aprendizaje constante: No sé, es una respuesta súper poderosa que, si la llevamos a cabo de manera más constante, nos va a abrir opciones bien importantes y también nos muestra vulnerables ante los demás. Esa vulnerabilidad, cuando es honesta, crea mucha empatía y crea conexión entre las personas.

---𝚁𝚘𝚐𝚎𝚕𝚒𝚘 𝚂𝚎𝚐𝚘𝚟𝚒𝚊, 𝙳𝚘𝚌𝚝𝚘𝚛 𝚎𝚗 𝙵𝚒𝚕𝚘𝚜𝚘𝚏í𝚊 𝚌𝚘𝚗 𝙰𝚌𝚎𝚗𝚝𝚞𝚊𝚌𝚒ó𝚗 𝚎𝚗 𝙴𝚜𝚝𝚞𝚍𝚒𝚘𝚜 𝚍𝚎 𝚕𝚊 𝙲𝚞𝚕𝚝𝚞𝚛𝚊, 𝚎𝚜 𝚏𝚞𝚗𝚍𝚊𝚍𝚘𝚛 𝚍𝚎 𝙷𝚞𝚖𝚊𝚗 𝙻𝚎𝚊𝚍𝚎𝚛, 𝚂𝚘𝚌𝚒𝚘-𝙳𝚒𝚛𝚎𝚌𝚝𝚘𝚛 𝚍𝚎 𝚃𝚑𝚒𝚗𝚔 𝚃𝚊𝚕𝚎𝚗𝚝, 𝙿𝚛𝚘𝚏𝚎𝚜𝚘𝚛 𝚍𝚎 𝙲á𝚝𝚎𝚍𝚛𝚊 𝚍𝚎𝚕 𝙸𝚃𝙴𝚂𝙼 𝚢 𝙿𝚛𝚎𝚜𝚒𝚍𝚎𝚗𝚝𝚎 𝚍𝚎 𝚕𝚊 𝙲𝚘𝚖𝚒𝚜𝚒ó𝚗 𝚍𝚎 𝚁𝚎𝚌𝚞𝚛𝚜𝚘𝚜 𝙷𝚞𝚖𝚊𝚗𝚘𝚜 𝚍𝚎 𝚕𝚊 𝙲𝙾𝙿𝙰𝚁𝙼𝙴𝚇, 𝙽𝚞𝚎𝚟𝚘 𝙻𝚎ó𝚗---

Comentarios

Entradas populares de este blog

Calavera a Rogelio (2018)

Tres vueltas se dio la muerte, a las nuevas oficinas Buscaba a Rogelio Segovia, para llevarlo a las ruinas Pero nunca lo encontraba, pues no buscó en la cocina A hornear pan se dedicaba, y no sospechó la catrina. Cuan por fin lo encontró,  la flaca alegre bailaba Rogelio siempre pensó, que a la calaca se le escapaba Pero esta vez le falló, o ¿no hizo bien la tirada? Su agenda la revisó, no está citada la condenada. Vengo a llevarte a la tumba, la huesuda le contaba Rogelio recurrió al viejo truco, se le ocurrió de volada Corramos el maratón, que será en Ensenada Si me ganas voy contigo, y ¡¡que gana la fregada!!. En su tumba nadie llora, ni su equipo de gerentes Puede ser que nadie sepa, que el tipo era  buena gente Aun que a veces se portaba, solo un poquito renuente Sobre todo en las juntas, donde El era el ponente. __________________ Epílogo.-   ¿Qué es una calavera? Las calaveras literarias son palabras populares en forma de rimas escritas de man

Observo, luego existo.

“Abre tus ojos y tu corazón a todas las inquietudes humanas, ninguna es ajena al coaching” Julio Olalla. He iniciado un viaje; no un viaje cualquiera. Este viaje no requiere de maletas, reservaciones o pasajes de avión; es más, ni siquiera es necesario tomar el carro para llegar a algún lado. Y sin embargo este viaje es más complejo, escarpado, con pronunciadas hondonadas y trayectos estrechos que cualquier otro que recuerde; he iniciado un viaje al vientre de la ballena. Y a diferencia de Jonás que exclamó a los asustadizos marineros de la atribulada embarcación que amenazaba con naufragar: “Tomadme y echadme al mar”, en mi caso fue por voluntad propia que decidí dar el salto rumbo al vientre de la ballena; un viaje de 9 meses, con sus días y su noches.  He iniciado el trayecto del ACP-el arte del coaching profesional;  un programa de formación y certificación de coaching ontológico con Julio Olalla (newfield network) a través de un proceso de aprendizaje transformacional p

El infinito en un junco

🟢 Versión comentada por el autor disponible en Spotify y Apple Podcasts El libro me lo había recomendado por primera vez, y hacía ya un par de meses, Manuel Aldrete . Solo le hice una pregunta, ¿es de los libros que se leen en papel o en electrónico? —En papel, definitivamente —me respondió sin mayor explicación. Poco después un par de personas mas me lo recomendaron. «Eventualmente lo leeré» pensé. En otro momento, lo hubiera comprado de forma inmediata sin pensarlo, pero mi torre de libros por leer estaba ya ganando una muy considerable altura. «No es como que el libro se vaya a desaparecer» fue mi razonamiento en aquel momento. Hace algunas semanas, durante nuestras vacaciones familiares en Ciudad de México decidimos pasar la mañana en Coyoacán, y mientras nos dirigíamos caminando a paso cansino al arbolado Jardín Centenario para comer en alguno de los restaurantes con terraza al aire libre de es plaza, pasamos junto a una librería Gandhi y mi hija Sofía me pidió comprarle un libr