Ir al contenido principal

El futuro del trabajo.

Cuando hablamos del futuro del trabajo (FT), ¿a qué nos referimos? Este término, “futuro del trabajo” ha sido una de las expresiones que mas se han utilizado en los últimos meses, e incluso se menciona que dicho futuro, finalmente nos alcanzó. 

Definitivamente, y por antonomasia, al escuchar esta frase lo primero que viene a nuestra mente es la disrupción tecnológica (IA, adquisición de datos, automatización) y lo que esto conlleva en temas de trabajo a distancia, flexibilidad, desaparición de oficinas como las conocemos hoy en día, etc. Pero el relacionar exclusivamente la voz “futuro del trabajo” con tecnología y flexibilidad laboral tiene implícito un sesgo llamado COVID-19.

Veamos, hasta antes del primer trimestre del 2020, ¿qué entendíamos por FT? En 2019 la Comisión Mundial Sobre el Futuro del Trabajo de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), organismo especializado de las Naciones Unidas, enfatizó que el trabajo tal y como se entendía en ese momento (es decir, 2019) estaba en profunda transformación con dos grandes oportunidades: Evitar ahondar las desigualdades; y, aumentar la certidumbre laboral. Esto, según la OIT, se logrará transformando el Contrato Social entre empleados y empleadores atendiendo 3 premisas:

1. Asegura a los trabajadores una participación justa en el progreso económico.

2. Respeto de sus derechos. 

3. Protección de los riesgos a los que se exponen a cambio de su constante contribución a la economía.

¿Qué rol tienen los avances tecnológicos en el futuro del trabajo desde esta perspectiva? La tecnología, en el FT, tiene un papel esencial y fundamental; principalmente en asuntos como la tecnificación y la ecologización de las economías (OIT, 2019). La tecnificación (a partir de la inteligencia artificial, la automatización y la robótica) y la ecologización (con la adopción de prácticas sostenibles y tecnologías limpias) crearán riqueza y millones de puestos de trabajo. 

Dicho lo anterior, ¿el futuro del trabajo está en la tecnificación y la ecologización? No, estas tan solo son las herramientas habilitadoras (¿evolutivas?) del FT, el verdadero futuro consiste en cerrar la brecha de genero tan marcada que aún existe y revertir los estragos causados por la desigualdad; y si no tomamos medidas enérgicas, la tecnificación y la ecologización vendrán a deteriorar aún más estas brechas y desigualdades ya que los menos preparados y aquellos sin acceso a desarrollar nuevas competencias laborales perderán sus trabajos, y los empleados de países con industrias basadas en el carbón y en el uso intensivo de los recursos quedarán sin trabajo y sin nuevas oportunidades.

Entonces, ¿es tan sombrío el futuro del trabajo? Absolutamente no. Al contrario, aprovechar de manera positiva, pero enérgica, las oportunidad de esta revolución tecnológica nos ofrecerá un futuro prometedor (social y económicamente) y seguro (en términos ecológicos) que reforzará nuestro tejido social.

¿Cómo empezamos a contribuir para conseguir este futuro prometedor y seguro? La verdad es que no es tan complejo pero requiere mucha voluntad de todos los actores (empleados y empleadores). La OIT recomienda trabajar en tres ejes: 

1. Aumentar la inversión en las capacidades digitales de las personas para que puedan adquirir nuevas competencias, perfeccionarlas y reciclarse profesionalmente.

2. Garantizar un «salario vital adecuado» (Constitución de la OIT, 1919), límites máximos respecto a las horas de trabajo y protección en relación con la seguridad y la salud en el trabajo (¿Recuerdan la NOM-035?)

3. Incrementar la inversión en trabajo decente y sostenible.

Y al final, todo esto lo podemos lograr si con voluntad, pero principalmente lo conseguiremos con el adecuado (y de acceso universal) uso de herramientas tecnológicas (como la inteligencia artificial, la automatización y la robótica).

Epílogo.- Al referirnos al futuro del trabajo, siempre pensemos en la calidad de vida y justicia social de los colaboradores y sus familias. El FT en nuestras organizaciones debe estar centrado en los empleados. Situemos  a las personas y a su trabajo en el centro de las políticas económicas y sociales y de la práctica empresarial.

***

Esta columna, y por supuesto su autor, están felices de estar de regreso. Brindo por un año 2021 de re-invención y de re-conexión.

 _______  

Rogelio Segovia es fundador de Human Leader Contacto: rogelio@humanleader.mx 

¡Conéctate a nuestro canal de YouTube!  

Comentarios

  1. La entrada de maneras de comunicacion inmediata a través de apps a generado nuevos trabajos y competencia entre sectores consolidados y los nuevos formatos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Calavera a Rogelio (2018)

Tres vueltas se dio la muerte, a las nuevas oficinas Buscaba a Rogelio Segovia, para llevarlo a las ruinas Pero nunca lo encontraba, pues no buscó en la cocina A hornear pan se dedicaba, y no sospechó la catrina. Cuan por fin lo encontró,  la flaca alegre bailaba Rogelio siempre pensó, que a la calaca se le escapaba Pero esta vez le falló, o ¿no hizo bien la tirada? Su agenda la revisó, no está citada la condenada. Vengo a llevarte a la tumba, la huesuda le contaba Rogelio recurrió al viejo truco, se le ocurrió de volada Corramos el maratón, que será en Ensenada Si me ganas voy contigo, y ¡¡que gana la fregada!!. En su tumba nadie llora, ni su equipo de gerentes Puede ser que nadie sepa, que el tipo era  buena gente Aun que a veces se portaba, solo un poquito renuente Sobre todo en las juntas, donde El era el ponente. __________________ Epílogo.-   ¿Qué es una calavera? Las calaveras literarias son palabras populares en forma de rimas escritas de man

Observo, luego existo.

“Abre tus ojos y tu corazón a todas las inquietudes humanas, ninguna es ajena al coaching” Julio Olalla. He iniciado un viaje; no un viaje cualquiera. Este viaje no requiere de maletas, reservaciones o pasajes de avión; es más, ni siquiera es necesario tomar el carro para llegar a algún lado. Y sin embargo este viaje es más complejo, escarpado, con pronunciadas hondonadas y trayectos estrechos que cualquier otro que recuerde; he iniciado un viaje al vientre de la ballena. Y a diferencia de Jonás que exclamó a los asustadizos marineros de la atribulada embarcación que amenazaba con naufragar: “Tomadme y echadme al mar”, en mi caso fue por voluntad propia que decidí dar el salto rumbo al vientre de la ballena; un viaje de 9 meses, con sus días y su noches.  He iniciado el trayecto del ACP-el arte del coaching profesional;  un programa de formación y certificación de coaching ontológico con Julio Olalla (newfield network) a través de un proceso de aprendizaje transformacional p

El infinito en un junco

🟢 Versión comentada por el autor disponible en Spotify y Apple Podcasts El libro me lo había recomendado por primera vez, y hacía ya un par de meses, Manuel Aldrete . Solo le hice una pregunta, ¿es de los libros que se leen en papel o en electrónico? —En papel, definitivamente —me respondió sin mayor explicación. Poco después un par de personas mas me lo recomendaron. «Eventualmente lo leeré» pensé. En otro momento, lo hubiera comprado de forma inmediata sin pensarlo, pero mi torre de libros por leer estaba ya ganando una muy considerable altura. «No es como que el libro se vaya a desaparecer» fue mi razonamiento en aquel momento. Hace algunas semanas, durante nuestras vacaciones familiares en Ciudad de México decidimos pasar la mañana en Coyoacán, y mientras nos dirigíamos caminando a paso cansino al arbolado Jardín Centenario para comer en alguno de los restaurantes con terraza al aire libre de es plaza, pasamos junto a una librería Gandhi y mi hija Sofía me pidió comprarle un libr