Ir al contenido principal

Recursos Humanos 2021.

A principios de este año, cuando no teníamos ni idea del brutal golpe que a nivel mundial causaría el SARS-CoV-2, causante de la enfermedad por coronavirus de 2019 (COVID-19), comenté en este mismo espacio que los retos a los que nos enfrentaríamos este 2020 desde una perspectiva de recursos humanos eran cuatro: (1) transformación digital, (2) experiencia del colaborador (3) cultura, y (4) sesgos inconscientes.

El COVID-19, que a su vez devino en la peor crisis económica a nivel mundial quizá en los últimos cien años, vino a zangolotear la realidad que conocíamos. El enfoque que con carácter emergente tuvieron que adoptar la mayoría de las empresas este 2020 para con sus empleados se centró prácticamente en cuatro temas: (1) protección de la salud de Colaboradores, (2) administración de esquemas de trabajo a distancia, (3) reconversión de centros de trabajo; y, (4) reducción de costo laboral.  

¿Qué retos traerá el 2021? A estas altura, y con la experiencia del cisne negro de este año, puede resultar aventurado hacer predicciones de las tendencias de recursos humanos para el 2021, máxime cuando a este cisne aún no lo terminamos de conocer, ni de entender, y mucho menos de contener. Desde una perspectiva meramente empírica puedo asegurar que los principales retos para el siguiente año serán tres: trabajo híbrido; cultura; y costos. En el primero se debe buscar adaptar a la organización hacia dinámicas sostenidas de trabajo híbrido con enfoque en la experiencia del empleado, ya sea que éste trabaje de manera remota o presencial. En el segundo, cultura, se debe transformar la manera en que se entiende la cultura de la empresa, a efecto de que los integrantes de ésta continúen viviendo los valores, misión, visión y propósito de la organización desde esta nueva realidad fragmentada, autónoma, con nuevos valores, creencias de individualidad, libertad, y con mínimas interferencias de los artefactos culturales de la empresa (arquitectura, mobiliario, equipos de trabajo, vestuario, etc.). Finalmente, por lo que hace a costos, este seguirá siendo uno de los grandes y mas dolorosos retos de las empresas, ¿cómo contener y disminuir el costo laboral en medio de esta contracción económica?, esto puede ir desde la eliminación de beneficios o reducciones salariales, hasta eliminación de posiciones de trabajo, en medio esta lleno de otras posibilidades. 

¿Cuáles son las predicciones de los expertos para este 2021? La mayoría de ellos apuesta por retos en dimensiones similares; y la verdad es que difícilmente podría ser de otra forma en este momento. Y aunque algunas de las iniciativas clave para el siguiente año son continuidad de las que veníamos escuchando en años anteriores, como aprendizaje, nuevas competencias críticas, tecnología, diversidad, inclusión, y manejo de la información, lo cierto es que todas estas están bajo la sombra, o paraguas, de los retos que nos trajo el COVID-19. 

Epílogo.- El reto, como siempre, está en encontrar el equilibrio entre lo estratégico y lo táctico. Por un lado no debemos perder la brújula estratégica de las prioridades de recursos humanos (aprendizaje, nuevas competencias críticas, tecnología, diversidad e inclusión, e información), pero tampoco los temas tácticos, es decir, lo que tenemos que hacer cuando hay algo que hacer (trabajo híbrido; cultura; y costos).

_______  

Rogelio Segovia es fundador de Human Leader Contacto: rogelio@humanleader.mx 

¡Conéctate a nuestro canal de YouTube! 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Calavera a Rogelio (2018)

Tres vueltas se dio la muerte, a las nuevas oficinas Buscaba a Rogelio Segovia, para llevarlo a las ruinas Pero nunca lo encontraba, pues no buscó en la cocina A hornear pan se dedicaba, y no sospechó la catrina. Cuan por fin lo encontró,  la flaca alegre bailaba Rogelio siempre pensó, que a la calaca se le escapaba Pero esta vez le falló, o ¿no hizo bien la tirada? Su agenda la revisó, no está citada la condenada. Vengo a llevarte a la tumba, la huesuda le contaba Rogelio recurrió al viejo truco, se le ocurrió de volada Corramos el maratón, que será en Ensenada Si me ganas voy contigo, y ¡¡que gana la fregada!!. En su tumba nadie llora, ni su equipo de gerentes Puede ser que nadie sepa, que el tipo era  buena gente Aun que a veces se portaba, solo un poquito renuente Sobre todo en las juntas, donde El era el ponente. __________________ Epílogo.-   ¿Qué es una calavera? Las calaveras literarias son palabras populares en forma de rimas escritas de man

Observo, luego existo.

“Abre tus ojos y tu corazón a todas las inquietudes humanas, ninguna es ajena al coaching” Julio Olalla. He iniciado un viaje; no un viaje cualquiera. Este viaje no requiere de maletas, reservaciones o pasajes de avión; es más, ni siquiera es necesario tomar el carro para llegar a algún lado. Y sin embargo este viaje es más complejo, escarpado, con pronunciadas hondonadas y trayectos estrechos que cualquier otro que recuerde; he iniciado un viaje al vientre de la ballena. Y a diferencia de Jonás que exclamó a los asustadizos marineros de la atribulada embarcación que amenazaba con naufragar: “Tomadme y echadme al mar”, en mi caso fue por voluntad propia que decidí dar el salto rumbo al vientre de la ballena; un viaje de 9 meses, con sus días y su noches.  He iniciado el trayecto del ACP-el arte del coaching profesional;  un programa de formación y certificación de coaching ontológico con Julio Olalla (newfield network) a través de un proceso de aprendizaje transformacional p

El infinito en un junco

🟢 Versión comentada por el autor disponible en Spotify y Apple Podcasts El libro me lo había recomendado por primera vez, y hacía ya un par de meses, Manuel Aldrete . Solo le hice una pregunta, ¿es de los libros que se leen en papel o en electrónico? —En papel, definitivamente —me respondió sin mayor explicación. Poco después un par de personas mas me lo recomendaron. «Eventualmente lo leeré» pensé. En otro momento, lo hubiera comprado de forma inmediata sin pensarlo, pero mi torre de libros por leer estaba ya ganando una muy considerable altura. «No es como que el libro se vaya a desaparecer» fue mi razonamiento en aquel momento. Hace algunas semanas, durante nuestras vacaciones familiares en Ciudad de México decidimos pasar la mañana en Coyoacán, y mientras nos dirigíamos caminando a paso cansino al arbolado Jardín Centenario para comer en alguno de los restaurantes con terraza al aire libre de es plaza, pasamos junto a una librería Gandhi y mi hija Sofía me pidió comprarle un libr