Ir al contenido principal

Vacaciones

馃煝 Publicado originalmente en el peri贸dico El Financiero - Bloomberg

La transici贸n de estudiante a profesionista no es f谩cil; es una verdadera conmoci贸n la que se experimenta. A煤n recuerdo v铆vidamente esa acidez en el est贸mago al momento que entend铆, la primera vez que puse un pie en la oficina donde que fue mi primer trabajo, que ese ser铆a mi destino, al menos, los siguientes cuarenta o 45 a帽os. 

Lo primero que hice fue buscar la salida de emergencia, lo segundo entender c贸mo funcionaba el concepto de vacaciones y revisar a partir de cuando pod铆a echar mano de ello. Algunas de las conversaciones que a煤n recuerdo de aquellos primeros d铆as de mi vida laboral, y que podr铆a transcribir en versi贸n estenogr谩fica, es la referente a las vacaciones. Entre que yo buscaba la salida de emergencia de todo eso, y asimilaba mi nueva condici贸n de subordinaci贸n laboral que durar铆a m谩s a帽os de los que hasta ese momento hab铆a vivido, escuchaba pl谩ticas que mis colegas de finales de los a帽os noventa sosten铆an referente a sus vacaciones.

“Yo tengo dos a帽os sin tomar vacaciones” dec铆a uno. “Yo en cuatro a帽os he tomado apenas tres d铆as de vacaciones” se regodeaba otro. Aquello parec铆a un reto sinsentido por ver quien se autoexplotaba con mayor satisfacci贸n. En ese momento me hice una promesa que al d铆a de hoy he cumplido con estoicismo, nunca acumular d铆as de vacaciones y nunca dejar que prescriban.

Cuando en M茅xico se empez贸 a discutir la reforma de vacaciones dignas, que finalmente el 27 de diciembre de 2022 ampli贸 de 6 a 12 los d铆as de descanso obligatorio desde el primer a帽o trabajando, fui de aquellas personas que lo celebr贸 con entusiasmo.

¿Por qu茅 es importante tomar vacaciones?

Todav铆a hoy pasamos por alto la importancia de las vacaciones desde una perspectiva f铆sica y psicol贸gica. Las personas necesitamos espacios de recuperaci贸n laboral interna y externa. La recuperaci贸n interna sucede en el trabajo a trav茅s de descansos formales e informales durante la jornada laboral, lo que repercute en manifestaciones afectivas positivas despu茅s de estos descansos. Por su parte, la recuperaci贸n externa es la que se da despu茅s de la jornada laboral, los fines de semana y durante las vacaciones, y hace que los empleados cumplan sus responsabilidades laborales diarias con menos esfuerzo. 

Los efectos negativos de no salir de vacaciones est谩n documentados desde una perspectiva de satisfacci贸n laboral, pero incluso de salud personal.

Un estudio de la Universidad Estatal de Nueva York concluy贸 qu茅 si los empleados no toman al menos una semana de vacaciones al a帽o, incrementan en un 30% la posibilidad de sufrir una enfermedad cardiaca. As铆 mismo, este tipo de estr茅s puede incidir en anomal铆as como diabetes, obesidad o hipertensi贸n; por otra parte, los altos niveles de estr茅s suelen ser un importante factor de insatisfacci贸n y falta de compromiso laboral.

Si despu茅s de leer esto a煤n no te convences de la importancia de tomar vacaciones, te cuento que una investigaci贸n de Joanne Lipman, publicada en The Wall Street Journal, encontr贸 qu茅 tomar vacaciones no solo es bueno para el bienestar: es fabuloso para tu vida laboral y tus aspiraciones, ya que el tiempo libre aumenta el rendimiento laboral, en parte, porque act煤a como combustible para cargar el pensamiento creativo. El mensaje de Lipman es claro, si quieres tener m谩s 茅xito en el trabajo, lo mejor que puedes hacer es alejarte de el. 

Ep铆logo.— Uno de mis rituales principales antes de salir de vacaciones, ya lo he comentado en m煤ltiples ocasiones, es preparar los libros que leer茅. Tengo una regla casi irrompible, en vacaciones solo leo novelas. Este verano, durante mis vacaciones, leer茅 la trilog铆a de novela negra escrita por Carmen Mola (seud贸nimo de los escritores Jorge D铆az, Agust铆n Mart铆nez y Antonio Mercero) que se compone de los libros La novia gitana, La red p煤rpura y La Nena.

_____

El autor es Doctor en Filosof铆a, fundador de Human Leader, Socio-Director de Think Talent, y Profesor de C谩tedra del ITESM. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Vuelo privado con American Airlines

MONTERREY, N.L. Diciembre 10, 2014 (Sala de 煤ltima espera del aeropuerto). —Todos los grupos pueden abordar ahora el vuelo 1272 con destino a Dallas, Texas— advirti贸 de forma divertida, pero protocolaria la representante de American Airlines; tom贸 con formalidad mi pase de abordar y pasaporte; escane贸 el primero y levant贸 el segundo a la altura de mi rostro para cotejarlo. Terminada la rutinaria revisi贸n me sonri贸 al tiempo que apuntaba —Bienvenido Se帽or Segovia— Recorr铆 de forma r谩pida el anden de abordaje encontrando a mi paso rostros que reflejaban una mezcla de diversi贸n y sorpresa para llegar finalmente a la puerta del avi贸n y confirmar que ten铆a un flamante, nuevo (y vac铆o -por cierto) Airbus 319 a mi entera disposici贸n. Los tres sobrecargos, Cindy, Linda y Julio, me recibieron con sendas sonrisas, tomaron mi abrigo y cuando iba rumbo a mi lugar, me invitaron a tomar asiento en primera clase; un ascenso previamente autorizado por el piloto de la aeronave. Me s

Observo, luego existo.

“Abre tus ojos y tu coraz贸n a todas las inquietudes humanas, ninguna es ajena al coaching” Julio Olalla. He iniciado un viaje; no un viaje cualquiera. Este viaje no requiere de maletas, reservaciones o pasajes de avi贸n; es m谩s, ni siquiera es necesario tomar el carro para llegar a alg煤n lado. Y sin embargo este viaje es m谩s complejo, escarpado, con pronunciadas hondonadas y trayectos estrechos que cualquier otro que recuerde; he iniciado un viaje al vientre de la ballena. Y a diferencia de Jon谩s que exclam贸 a los asustadizos marineros de la atribulada embarcaci贸n que amenazaba con naufragar: “Tomadme y echadme al mar”, en mi caso fue por voluntad propia que decid铆 dar el salto rumbo al vientre de la ballena; un viaje de 9 meses, con sus d铆as y su noches.  He iniciado el trayecto del ACP-el arte del coaching profesional;  un programa de formaci贸n y certificaci贸n de coaching ontol贸gico con Julio Olalla (newfield network) a trav茅s de un proceso de aprendizaje transformacional p

¿Por qu茅 debemos estudiar humanidades?

Foto: Internet. ¿Qu茅 son las humanidades? Las humanidades  pueden definirse y por lo tanto estudiarse desde una perspectiva acad茅mica; una publica como pol铆tica de gobierno; o, desde una clasificaci贸n gubernamental-estad铆stica para fines laborales. Bod, R. al preguntarse [1] ¿Qu茅 son las humanidades?; se帽ala que estas “son como la noci贸n de "tiempo" en San Agust铆n: si no preguntas, lo sabemos, pero si preguntas, nos quedamos con las manos vac铆as” pero tambi茅n apunta que “desde el siglo XIX, las humanidades generalmente se han definido como las disciplinas que investigan las expresiones de la mente humana”. Esta vaguedad trae a la mente la definici贸n de Heidegger [2] del "ser" ya que “no sabemos lo que quiere decir "ser"; pero ya cuando preguntamos ¿qu茅 es "ser", nos mantenemos en cierta comprensi贸n del "ser"” Entonces, ¿no se puede define que son las humanidades?  La mayor铆a de las definiciones se centran en las ra