Ir al contenido principal

Sin personal para contratar

馃煝 Publicado originalmente en el peri贸dico El Financiero - Bloomberg

Hoy en d铆a una de las principales preocupaciones de los directores generales y de los directores de recursos humanos a nivel mundial, y M茅xico no es la excepci贸n, es la disponibilidad de empleados para asegurar la operatividad de sus empresas. No importa el sector o industria en que se encuentren, esto va desde retail y servicios hasta manufactura, y desde personal operario y administrativo hasta ejecutivo.

La realidad que vivimos hoy desde una perspectiva econ贸mica es, por decir lo menos, extra帽a. Hay crisis econ贸mica, pero altos niveles de empleabilidad; inflaci贸n, pero altos niveles de demanda de ciertos productos. Desde la perspectiva laboral esto se complica por las tensiones pol铆ticas que est谩n reconfigurando las cadenas de suministro, lo que a su vez dio pie al llamado nearshoring o deslocalizaci贸n (esto es, la pr谩ctica de transferir una operaci贸n comercial a un pa铆s cercano).

Muchos pa铆ses, el nuestro es uno de ellos, han recibido una andanada de inversiones de empresas de todo tipo que buscan estar cerca de su consumidor final. Las principales firmas globales requieren la mejor puerta de entrada al mayor mercado del mundo: Estados Unidos. Y esa puerta est谩 en M茅xico.

Preparados o no, M茅xico es la llave de acceso a los EUA. Los beneficios que ofrece el pa铆s son tangibles: cercan铆a geogr谩fica, ventajas comerciales producto del Tratado comercial entre M茅xico, Estados Unidos y Canad谩 (T-MEC) y mano de obra mas econ贸mica y especializada. Son cuatro estados de la rep煤blica las que est谩n siendo m谩s beneficiadas por el nearshoring: CDMX, Nuevo Le贸n, Jalisco y Estado de M茅xico. 

Nuevo Le贸n, con una tasa de desempleo muy baja (3.6% al cierre de 2022) y una de las menores tasas de informalidad laboral del pa铆s (35.8%), entre octubre de 2021 y octubre de 2022 tuvo una captaci贸n de alrededor de 4 mil 300 millones de d贸lares y la creaci贸n de m谩s de 50 mil empleos. La poblaci贸n desocupada (es decir, gente que activamente est谩 buscando trabajo) en el estado es de tan solo 104,272 personas.

Las empresas extranjeras, antes de decidir invertir en la instalaci贸n y operaci贸n de una planta analizan diversos aspectos, siendo uno de los principales el capital humano disponible. Con una situaci贸n pr谩cticamente de pleno empleo (y un estimado de rotaci贸n laboral anual del 66%) el reto de Nuevo Le贸n es contar con suficiente gente disponible para trabajar. 

¿C贸mo se est谩 haciendo frente a estos retos en el estado? De acuerdo al Secretario del Trabajo de Nuevo Le贸n, Federico Rojas Veloquio, con quien conversamos la semana pasada durante la sesi贸n mensual de la Comisi贸n de Capital Humano de la COPARMEX, N.L., para disminuir las brechas de disponibilidad de personal capacitado, se est谩 trabajando de manera puntual en 3 dimensiones:

  1. Identificar brechas de habilidades y ofrecer capacitaci贸n espec铆fica.
  2. Integrar el uso de las tecnolog铆as de informaci贸n para democratizar el acceso a la capacitaci贸n.
  3. Inclusi贸n de la mujer en el trabajo en Nuevo Le贸n mediante procesos espec铆ficos de capacitaci贸n (upskilling y reskilling), mentor铆a y vinculaci贸n laboral. 

El reto no es sencillo, pero en un momento de fuerte estridencia pol铆tica saber que existen pol铆ticas p煤blicas que est谩n escuchando las necesidades de una sociedad para hacer frente al futuro del trabajo (lo que hemos abordado con insistencia en este espacio) es verdaderamente positivo.

Ep铆logo.- El riesgo de iniciativas como las anteriores, aunque loables y positivas, es que sufran el “S铆ndrome del Parque Abandonado”. Invertimos tiempo, esfuerzo y dinero en tratar de llevar a cabo proyectos, y tiempo despu茅s los olvidamos y quedan como los parques abandonados que acaban de ser remodelados: lleno de hierba y con polvaredas cada que sopla el viento, 谩rboles secos y maleza cubriendo las bancas y juegos infantiles; gran parte del alumbrado est谩 fundido. El parque,otra vez, quedar铆a abandonado a su suerte. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Vuelo privado con American Airlines

MONTERREY, N.L. Diciembre 10, 2014 (Sala de 煤ltima espera del aeropuerto). —Todos los grupos pueden abordar ahora el vuelo 1272 con destino a Dallas, Texas— advirti贸 de forma divertida, pero protocolaria la representante de American Airlines; tom贸 con formalidad mi pase de abordar y pasaporte; escane贸 el primero y levant贸 el segundo a la altura de mi rostro para cotejarlo. Terminada la rutinaria revisi贸n me sonri贸 al tiempo que apuntaba —Bienvenido Se帽or Segovia— Recorr铆 de forma r谩pida el anden de abordaje encontrando a mi paso rostros que reflejaban una mezcla de diversi贸n y sorpresa para llegar finalmente a la puerta del avi贸n y confirmar que ten铆a un flamante, nuevo (y vac铆o -por cierto) Airbus 319 a mi entera disposici贸n. Los tres sobrecargos, Cindy, Linda y Julio, me recibieron con sendas sonrisas, tomaron mi abrigo y cuando iba rumbo a mi lugar, me invitaron a tomar asiento en primera clase; un ascenso previamente autorizado por el piloto de la aeronave. Me s

Observo, luego existo.

“Abre tus ojos y tu coraz贸n a todas las inquietudes humanas, ninguna es ajena al coaching” Julio Olalla. He iniciado un viaje; no un viaje cualquiera. Este viaje no requiere de maletas, reservaciones o pasajes de avi贸n; es m谩s, ni siquiera es necesario tomar el carro para llegar a alg煤n lado. Y sin embargo este viaje es m谩s complejo, escarpado, con pronunciadas hondonadas y trayectos estrechos que cualquier otro que recuerde; he iniciado un viaje al vientre de la ballena. Y a diferencia de Jon谩s que exclam贸 a los asustadizos marineros de la atribulada embarcaci贸n que amenazaba con naufragar: “Tomadme y echadme al mar”, en mi caso fue por voluntad propia que decid铆 dar el salto rumbo al vientre de la ballena; un viaje de 9 meses, con sus d铆as y su noches.  He iniciado el trayecto del ACP-el arte del coaching profesional;  un programa de formaci贸n y certificaci贸n de coaching ontol贸gico con Julio Olalla (newfield network) a trav茅s de un proceso de aprendizaje transformacional p

¿Por qu茅 debemos estudiar humanidades?

Foto: Internet. ¿Qu茅 son las humanidades? Las humanidades  pueden definirse y por lo tanto estudiarse desde una perspectiva acad茅mica; una publica como pol铆tica de gobierno; o, desde una clasificaci贸n gubernamental-estad铆stica para fines laborales. Bod, R. al preguntarse [1] ¿Qu茅 son las humanidades?; se帽ala que estas “son como la noci贸n de "tiempo" en San Agust铆n: si no preguntas, lo sabemos, pero si preguntas, nos quedamos con las manos vac铆as” pero tambi茅n apunta que “desde el siglo XIX, las humanidades generalmente se han definido como las disciplinas que investigan las expresiones de la mente humana”. Esta vaguedad trae a la mente la definici贸n de Heidegger [2] del "ser" ya que “no sabemos lo que quiere decir "ser"; pero ya cuando preguntamos ¿qu茅 es "ser", nos mantenemos en cierta comprensi贸n del "ser"” Entonces, ¿no se puede define que son las humanidades?  La mayor铆a de las definiciones se centran en las ra