Ir al contenido principal

Cuando el regreso a la oficina es inevitable

馃煝 Versi贸n comentada por el autor disponible en Spotify y Apple Podcasts

El regreso a la oficina de manera totalmente presencial se ha convertido en el nuevo “aqu铆 se trabaja incluso los s谩bados de nueve a cinco”. No es que las personas no puedan regresar, simplemente es que no quieren hacerlo. Y los motivos esgrimidos por algunos empleadores est谩n por dem谩s agotados.

Entiendo que quiz谩 no puedan mencionarse los verdaderos motivos que cruzan por la mente de algunos l铆deres: “tenemos que justificar nuestra inversi贸n inmobiliaria”; “tengo temor de que se note la irrelevancia de mi puesto si seguimos de forma h铆brida”; “lo cierto en que no tengo las suficientes competencias para liderar equipos remotos o h铆bridos”… pero argumentar eufemismos como “esta es la manera en que construimos nuestra cultura”, “los procesos de innovaci贸n funcionan mejor de manera presencial”, o el trist铆simo “de manera remota la gente es m谩s improductiva”.

Soy consciente que hay procesos que todav铆a tienen que llevarse de manera presencial. Los pilotos a煤n no pilotean desde casa; los cirujanos a煤n no operan de manera remota y la comida en los restaurantes a煤n se prepara "o arma" en el mismo local, y remarco intencionalmente el a煤n, porque hoy en d铆a esto ya no es del todo cierto. Tambi茅n hay personas que se sienten m谩s c贸modas, y menos solas, trabajando en la oficina y que hay algunas actividades que tienen m谩s impacto de forma presencial, convenciones, din谩micas de construcci贸n de equipos (Team Building), reuniones anuales y otras, pero estar en una oficina dando vueltas al dispensador de agua o trabajando detr谩s de un monitor no aporta, desde mi punto de vista, valor alguno.

Lo cierto es que estos esquemas de ¡Todos a la oficina! ya no son sostenibles. ¿Se puede forzar el regreso? Por supuesto que s铆, al final las cuentas no se pagan solas y el empleado no puede negarse a seguir una instrucci贸n de su patr贸n o empleador, pero estos esquemas ya no son sostenibles ni siquiera a mediano plazo. Estamos en medio de nuestra propia versi贸n a la mexicana de la Gran Renuncia (es decir, una alta deserci贸n laboral, problemas para reclutar, capacitar y retener) y esquemas tan arcaicos como los que ten铆amos en el remoto 2019, creo, ya nos son viables.

Hoy, en M茅xico, ya vemos empresas tradicionales que est谩n teniendo dificultades para atraer y retener talento, tanto en posiciones operativas como administrativas. Colegas de Recursos Humanos con los que he platicado me han contado el alto n煤mero de vacantes que no han podido cubrir, ya que al momento que los candidatos preguntan por el tipo de esquema laboral con que cuentan, tienen que responder que a煤n no tienen una definici贸n de pol铆ticas claras de estos esquemas de trabajo.

La soluci贸n obvia a la narrativa que he construido hasta este momento es el trabajo h铆brido. Pero incluso el trabajo h铆brido es, de acuerdo a The Wall Street Journal, un arma de doble filo para muchos: por un lado es un descanso de la “buena relaci贸n” obligada con los compa帽eros de trabajo, pero por el otro no es bueno demasiado aislamiento sin la infraestructura social de la oficina en la cual apoyarse. Algunos ahora se帽alan que est谩n esbozando un nuevo tipo de vida laboral, una en la que puedan prosperar socialmente sin verse emocionalmente agotados por las interacciones constantes con los compa帽eros de trabajo (marzo, 16, 2022).

Pero una vez que se ha tomado la decisi贸n de volver con esquemas h铆bridos (al menos) o totalmente presenciales (ojal谩 no) ¿por d贸nde empezar? Sencillo, por reconocer la perdida que muchos empleados est谩n teniendo (ausencia de traslados, comer en casa, buscar en donde dejar a los hijos, mayor control en actividades laborales, etc.) pero sobre todo por evitar las frases y lugares comunes a que me refer铆a al principio. Es mejor construir una narrativa honesta que honre las p茅rdidas y ayude a las personas a enfocarse en lo que va a encontrar a su regreso.

¿Qu茅 vamos a encontrar a nuestro regreso? Definitivamente muchas cosas positivas. Jorge Fares, ejecutivo senior de cadena de suministro y l铆der de transformaci贸n empresarial, mencion贸 en LinkedIn que al regresar a su oficina se encontr贸, a la salida del elevador, con un arreglo de globos con la palabra "Welcome" y que conforme fueron pasando los minutos pudo apreciar risas, saludos fraternales, felicitaciones, gran cantidad de expresiones de alegr铆a y sorpresa y como los lugares de trabajo se comenzaron a poblar como hace dos a帽os no ocurr铆a y pudo observar a muchos compa帽eros que hace veinticuatro meses no ve铆a personalmente y muchas, much铆simas cara nuevas; finalmente, menciona Fares, esas voces detr谩s de una pantalla ten铆an un rostro vivo (marzo, 2022).

Los beneficios de regresar a la oficina son, entre otros, beneficios sociales y profesionales, poder desarrollar de manera m谩s efectiva el plan de carrera, networking, conexi贸n, e innovaci贸n. Pero tambi茅n hay p茅rdidas importantes, estr茅s, angustia y preocupaci贸n; m谩s de la mitad de la poblaci贸n laboral (Myers-Briggs citado por WSJ, 2022) tiende a encontrar mucha interacci贸n social menos energizante y gratificante que otros, y necesitan m谩s soledad para regenerarse ya que sus cerebros liberan menos dopamina qu铆mica en las oficinas, lo que explica por que pueden sentirse m谩s inc贸modos o ansiosos con los dem谩s.

Si las personas reaccionamos de manera distinta, y a m谩s de la mitad de los empleados le est谩 costando trabajo regresar ¿cu谩les son las competencias que tenemos que desarrollar para enfrentar el regreso a las oficinas? compromiso, responsabilidad, disciplina, empat铆a (prefiero la palabra compasi贸n) y adaptaci贸n al cambio.

Nuestra responsabilidad es cuidarnos.

Ep铆logo.- Meta, matriz de Facebook, ha decidido llevar el trabajo remoto al extremo. Y aunque sus oficinas siguen disponibles para quienes deseen acudir espor谩dicamente, el mismo Zuckerberg trabajar谩 m谩s de la mitad de su tiempo de forma remota lejos de la sede de la empresa en Menlo Park. “Creemos que como trabaja la gente es mucho m谩s importante que desde d贸nde trabaja” apunt贸 Tracy Clayton, vocero de Meta (WSJ, marzo 23, 2022).

---饾殎饾殬饾殣饾殠饾殨饾殥饾殬 饾殏饾殠饾殣饾殬饾殶饾殥饾殜, 饾櫝饾殬饾殞饾殱饾殬饾殯 饾殠饾殫 饾櫟饾殥饾殨饾殬饾殰饾殬饾殢铆饾殜 饾殞饾殬饾殫 饾櫚饾殞饾殠饾殫饾殱饾殲饾殜饾殞饾殥贸饾殫 饾殠饾殫 饾櫞饾殰饾殱饾殲饾殟饾殥饾殬饾殰 饾殟饾殠 饾殨饾殜 饾櫜饾殲饾殨饾殱饾殲饾殯饾殜, 饾殠饾殰 饾殢饾殲饾殫饾殟饾殜饾殟饾殬饾殯 饾殟饾殠 饾櫡饾殲饾殩饾殜饾殫 饾櫥饾殠饾殜饾殟饾殠饾殯, 饾殏饾殬饾殞饾殥饾殬-饾櫝饾殥饾殯饾殠饾殞饾殱饾殬饾殯 饾殟饾殠 饾殐饾殤饾殥饾殫饾殧 饾殐饾殜饾殨饾殠饾殫饾殱, 饾櫩饾殯饾殬饾殢饾殠饾殰饾殬饾殯 饾殟饾殠 饾櫜谩饾殱饾殠饾殟饾殯饾殜 饾殟饾殠饾殨 饾櫢饾殐饾櫞饾殏饾櫦 饾殺 饾櫩饾殯饾殠饾殰饾殥饾殟饾殠饾殫饾殱饾殠 饾殟饾殠 饾殨饾殜 饾櫜饾殬饾殩饾殥饾殰饾殥贸饾殫 饾殟饾殠 饾殎饾殠饾殞饾殲饾殯饾殰饾殬饾殰 饾櫡饾殲饾殩饾殜饾殫饾殬饾殰 饾殟饾殠 饾殨饾殜 饾櫜饾櫨饾櫩饾櫚饾殎饾櫦饾櫞饾殗, 饾櫧饾殲饾殠饾殶饾殬 饾櫥饾殠贸饾殫---

Comentarios

Entradas populares de este blog

Calavera a Rogelio (2018)

Tres vueltas se dio la muerte, a las nuevas oficinas Buscaba a Rogelio Segovia, para llevarlo a las ruinas Pero nunca lo encontraba, pues no busc贸 en la cocina A hornear pan se dedicaba, y no sospech贸 la catrina. Cuan por fin lo encontr贸,  la flaca alegre bailaba Rogelio siempre pens贸, que a la calaca se le escapaba Pero esta vez le fall贸, o ¿no hizo bien la tirada? Su agenda la revis贸, no est谩 citada la condenada. Vengo a llevarte a la tumba, la huesuda le contaba Rogelio recurri贸 al viejo truco, se le ocurri贸 de volada Corramos el marat贸n, que ser谩 en Ensenada Si me ganas voy contigo, y ¡¡que gana la fregada!!. En su tumba nadie llora, ni su equipo de gerentes Puede ser que nadie sepa, que el tipo era  buena gente Aun que a veces se portaba, solo un poquito renuente Sobre todo en las juntas, donde El era el ponente. __________________ Ep铆logo.-   ¿Qu茅 es una calavera? Las calaveras literarias son palabras populares en forma de rimas escritas de man

Observo, luego existo.

“Abre tus ojos y tu coraz贸n a todas las inquietudes humanas, ninguna es ajena al coaching” Julio Olalla. He iniciado un viaje; no un viaje cualquiera. Este viaje no requiere de maletas, reservaciones o pasajes de avi贸n; es m谩s, ni siquiera es necesario tomar el carro para llegar a alg煤n lado. Y sin embargo este viaje es m谩s complejo, escarpado, con pronunciadas hondonadas y trayectos estrechos que cualquier otro que recuerde; he iniciado un viaje al vientre de la ballena. Y a diferencia de Jon谩s que exclam贸 a los asustadizos marineros de la atribulada embarcaci贸n que amenazaba con naufragar: “Tomadme y echadme al mar”, en mi caso fue por voluntad propia que decid铆 dar el salto rumbo al vientre de la ballena; un viaje de 9 meses, con sus d铆as y su noches.  He iniciado el trayecto del ACP-el arte del coaching profesional;  un programa de formaci贸n y certificaci贸n de coaching ontol贸gico con Julio Olalla (newfield network) a trav茅s de un proceso de aprendizaje transformacional p

El infinito en un junco

馃煝 Versi贸n comentada por el autor disponible en Spotify y Apple Podcasts El libro me lo hab铆a recomendado por primera vez, y hac铆a ya un par de meses, Manuel Aldrete . Solo le hice una pregunta, ¿es de los libros que se leen en papel o en electr贸nico? —En papel, definitivamente —me respondi贸 sin mayor explicaci贸n. Poco despu茅s un par de personas mas me lo recomendaron. «Eventualmente lo leer茅» pens茅. En otro momento, lo hubiera comprado de forma inmediata sin pensarlo, pero mi torre de libros por leer estaba ya ganando una muy considerable altura. «No es como que el libro se vaya a desaparecer» fue mi razonamiento en aquel momento. Hace algunas semanas, durante nuestras vacaciones familiares en Ciudad de M茅xico decidimos pasar la ma帽ana en Coyoac谩n, y mientras nos dirig铆amos caminando a paso cansino al arbolado Jard铆n Centenario para comer en alguno de los restaurantes con terraza al aire libre de es plaza, pasamos junto a una librer铆a Gandhi y mi hija Sof铆a me pidi贸 comprarle un libr