Ir al contenido principal

¿Qué es lo que hace que las personas seamos felices?

Harari en uno de sus libros (¿Homo deus?) plantea un reto interesante al cuestionar si acaso la felicidad depende realmente de engañarse a uno mismo, en cuyo caso bastaría con alterar los procesos bioquímicos cerebrales. Evidentemente Harari busca llevar mucho (pero mucho) más allá la conversación.

Séneca mencionó que "todos los hombre quieren vivir felizmente. Aspiramos a ser felices y para ello intentamos descubrir qué es". Evidentemente el filósofo, político, orador y escritor romano no tenía la respuesta así que se sacó de la chistera una respuesta de consultor: "cada persona posee una respuesta".

Pero en la época de Séneca (50 d. C.–65 d. C.) no existía la internet, ni mucho menos Google o Wikipedia. Y como San Wikipedia todo lo sabe, la respuesta debería ser, 1957 años después de la muerte de este filósofo (según Wikipedia), fácil...pero al parecer no. La enciclopedia libre,​ políglota y editada de manera colaborativa menciona que la felicidad es la "emoción que se produce en un ser vivo cuando cree haber alcanzado una meta deseada"...no nos da, creo yo, una mejor respuesta.

¿Y los viejos filósofos? Sócrates lo visualiza desde el éxito interno al reducir nuestras necesidades “El secreto de la felicidad no se encuentra en la búsqueda de más, sino en el desarrollo de la capacidad para disfrutar de menos”. Para Platón tiene que ver con la capacidad de conocerse a uno mismo ya que “el hombre que hace que todo lo que lleve a la felicidad dependa de él mismo, ya no de los demás, ha adoptado el mejor plan para vivir feliz”, linea de pensamiento que Aristoteles comparte al señalar que “La felicidad depende de nosotros mismos”. finalmente Buda lo plantea como un viaje: “No hay un camino a la felicidad: la felicidad es el camino.”

No sé que sea la felicidad, pero si hay una definición que me gusta: la de Don Bertrand Rusell, el filósofo, matemático y Premio Nobel de Literatura que perdió a sus padres a la edad de tres años, fue criado por sus abuelos paternos bajo un estricto y represivo control moral y tuvo cuatro matrimonios...de los cuales los tres primeros terminaron en divorcio... bueno, Rusell dedicó su vida a la búsqueda del hombre feliz, al parecer tuvo éxito y no solo eso, compartió su secreto.

El secreto de la felicidad, dice Rusell, es este: que tus intereses sean lo más amplios posible y que tus relaciones a las cosas y personas que te interesan sean, en la medida de lo posible, amistosas y no hostiles».

Comentarios

Entradas populares de este blog

Calavera a Rogelio (2018)

Tres vueltas se dio la muerte, a las nuevas oficinas Buscaba a Rogelio Segovia, para llevarlo a las ruinas Pero nunca lo encontraba, pues no buscó en la cocina A hornear pan se dedicaba, y no sospechó la catrina. Cuan por fin lo encontró,  la flaca alegre bailaba Rogelio siempre pensó, que a la calaca se le escapaba Pero esta vez le falló, o ¿no hizo bien la tirada? Su agenda la revisó, no está citada la condenada. Vengo a llevarte a la tumba, la huesuda le contaba Rogelio recurrió al viejo truco, se le ocurrió de volada Corramos el maratón, que será en Ensenada Si me ganas voy contigo, y ¡¡que gana la fregada!!. En su tumba nadie llora, ni su equipo de gerentes Puede ser que nadie sepa, que el tipo era  buena gente Aun que a veces se portaba, solo un poquito renuente Sobre todo en las juntas, donde El era el ponente. __________________ Epílogo.-   ¿Qué es una calavera? Las calaveras literarias son palabras populares en forma de rimas escritas de man

Observo, luego existo.

“Abre tus ojos y tu corazón a todas las inquietudes humanas, ninguna es ajena al coaching” Julio Olalla. He iniciado un viaje; no un viaje cualquiera. Este viaje no requiere de maletas, reservaciones o pasajes de avión; es más, ni siquiera es necesario tomar el carro para llegar a algún lado. Y sin embargo este viaje es más complejo, escarpado, con pronunciadas hondonadas y trayectos estrechos que cualquier otro que recuerde; he iniciado un viaje al vientre de la ballena. Y a diferencia de Jonás que exclamó a los asustadizos marineros de la atribulada embarcación que amenazaba con naufragar: “Tomadme y echadme al mar”, en mi caso fue por voluntad propia que decidí dar el salto rumbo al vientre de la ballena; un viaje de 9 meses, con sus días y su noches.  He iniciado el trayecto del ACP-el arte del coaching profesional;  un programa de formación y certificación de coaching ontológico con Julio Olalla (newfield network) a través de un proceso de aprendizaje transformacional p

¿Delegar? No, no quiero ser despedido

🟢 Versión audio narrado por el autor disponible en  Spotify  y  Apple Podcasts En términos generales, al hablar de un líder destacamos dos grandes cualidades que todo el que aspire a serlo debe de tener: alcanzar las metas; y, mantener un buen clima organizacional. Y cuando pensamos en cómo desarrollar estas cualidades o competencias solemos citar tres: Conocerse a sí mismo; ser empático; y, saber comunicar. Pero hay una competencia que a veces solemos pasar por alto y que es una de las fortalezas de los grandes líderes: la habilidad de delegar , es decir el proceso para encomendar y responsabilizar a un colaborador de una tarea sobre la que tenemos responsabilidad y cuya realización nos incumbe. ¿Por qué es importante delegar? Básicamente por dos cosas, nos permite crecer dentro de una organización, y le permite a nuestros colaboradores seguir desarrollándose y por ende, también tener un crecimiento profesional. La delegación es la llave mágica del liderazgo;  te permite distinguirte