Ir al contenido principal

Wonka´s golden ticket: El líder como gestor del talento humano.

El responsable de la gestión de un colaborador en una organización es el jefe directo. Con la afirmación anterior (casi un imperativo categórico) podríamos dar por terminado este artículo; pero permítaseme ahondar y desarrollar la idea para abrir la conversación.  

Hay cuatro características que definen los buenos líderes, (1) son expertos en sus campos, (2) tienen excelentes resultados, (3) tienen un alto engagement o sentido de compromiso; y, (4) dominan las conversaciones y saben escuchar. Pero hay una quinta habilidad que divide a los buenos líderes de los líderes de alto desempeño (HiPo), saben gestionar a su talento (lo que a su vez otorga un Wonka´s golden ticket).

Y cuando hablamos de saber gestionar el talento, me refiero a tres temas muy puntuales:

  • Identifican el talento antes que los demás.
  • Desarrollan talento (crea momentos de aprendizaje y retroalimentan).
  • Impulsan a sus colaboradores.

¿Por qué los líderes no gestionan su talento? Porque esto implica ciertas habilidades que no siempre hemos desarrollado de manera óptima como: gestión efectiva de nuestra agenda para dedicar tiempo a los colaboradores; alta capacidad de observación para conocer y entender las expectativas y principales motivaciones de nuestros colaboradores, y competencias conversacionales. Todo esto exige tiempo y dedicación, y el ritmo de trabajo y actividades laborales diarias no siempre nos permite llevarlo a cabo, pero quienes aprenden a hacer esto de  manera efectiva, son aquellos líderes considerados HiPo y que obtienen su Wonka´s golden ticket.

Entonces, ¿cuál es el rol de Recursos Humanos? Debe ser el habilitador que permita a las personas desarrollar las competencias de gestión de talento, ayudar a los líderes a tomar decisiones difíciles y velar por el bienestar de todos los empleados. De nada sirve tener procesos robustos y mejores prácticas si Recursos Humanos no enseña a los líderes a utilizarlos y aplicarlos efectivamente. 

En pocas palabras, ser un gran líder se trata, en gran parte, de ser un experto en materia de gestión de talento.

Epílogo.- Los líderes que saben gestionar su talento (Líder Generador), no solamente están demostrando sus capacidades y habilidades de gestión y liderazgo, lo que por consecuencia los convierte en altos potenciales, están adquiriendo su ticket de salida (Wonka´s golden ticket) a otras posiciones de mayor responsabilidad. Una gestión efectiva de los colaboradores se traduce en la generación de talento para la organización, lo que da pie a que haya personas listas para cubrir la posición actual del Líder Generador y este pueda seguir creciendo en la organización. Una de las principales causas que frenan o retrasan el crecimiento y desarrollo de las personas en una empresa es la falta de talento inmediato para cubrir la posición actual. Si la permanencia promedio en una posición es de cuatro años, ¿ya estás gestionando tu Wonka´s golden ticket para tu siguiente reto?

_______________________

---𝚁𝚘𝚐𝚎𝚕𝚒𝚘 𝚂𝚎𝚐𝚘𝚟𝚒𝚊, 𝙳𝚘𝚌𝚝𝚘𝚛 𝚎𝚗 𝙵𝚒𝚕𝚘𝚜𝚘𝚏í𝚊 𝚌𝚘𝚗 𝙰𝚌𝚎𝚗𝚝𝚞𝚊𝚌𝚒ó𝚗 𝚎𝚗 𝙴𝚜𝚝𝚞𝚍𝚒𝚘𝚜 𝚍𝚎 𝚕𝚊 𝙲𝚞𝚕𝚝𝚞𝚛𝚊, 𝚎𝚜 𝚏𝚞𝚗𝚍𝚊𝚍𝚘𝚛 𝚍𝚎 𝙷𝚞𝚖𝚊𝚗 𝙻𝚎𝚊𝚍𝚎𝚛, 𝚂𝚘𝚌𝚒𝚘-𝙳𝚒𝚛𝚎𝚌𝚝𝚘𝚛 𝚍𝚎 𝚃𝚑𝚒𝚗𝚔 𝚃𝚊𝚕𝚎𝚗𝚝, 𝙿𝚛𝚘𝚏𝚎𝚜𝚘𝚛 𝚍𝚎 𝙲á𝚝𝚎𝚍𝚛𝚊 𝚍𝚎𝚕 𝙸𝚃𝙴𝚂𝙼 𝚢 𝙿𝚛𝚎𝚜𝚒𝚍𝚎𝚗𝚝𝚎 𝚍𝚎 𝚕𝚊 𝙲𝚘𝚖𝚒𝚜𝚒ó𝚗 𝚍𝚎 𝚁𝚎𝚌𝚞𝚛𝚜𝚘𝚜 𝙷𝚞𝚖𝚊𝚗𝚘𝚜 𝚍𝚎 𝚕𝚊 𝙲𝙾𝙿𝙰𝚁𝙼𝙴𝚇, 𝙽𝚞𝚎𝚟𝚘 𝙻𝚎ó𝚗---

Publicado en el Newsletter de THINK TALENT (Agosto 18, 2021) en: https://www.thinktalent.mx/post/wonka-s-golden-ticket-el-l%C3%ADder-como-gestor-del-talento-humano

Comentarios

Entradas populares de este blog

Calavera a Rogelio (2018)

Tres vueltas se dio la muerte, a las nuevas oficinas Buscaba a Rogelio Segovia, para llevarlo a las ruinas Pero nunca lo encontraba, pues no buscó en la cocina A hornear pan se dedicaba, y no sospechó la catrina. Cuan por fin lo encontró,  la flaca alegre bailaba Rogelio siempre pensó, que a la calaca se le escapaba Pero esta vez le falló, o ¿no hizo bien la tirada? Su agenda la revisó, no está citada la condenada. Vengo a llevarte a la tumba, la huesuda le contaba Rogelio recurrió al viejo truco, se le ocurrió de volada Corramos el maratón, que será en Ensenada Si me ganas voy contigo, y ¡¡que gana la fregada!!. En su tumba nadie llora, ni su equipo de gerentes Puede ser que nadie sepa, que el tipo era  buena gente Aun que a veces se portaba, solo un poquito renuente Sobre todo en las juntas, donde El era el ponente. __________________ Epílogo.-   ¿Qué es una calavera? Las calaveras literarias son palabras populares en forma de rimas escritas de man

Observo, luego existo.

“Abre tus ojos y tu corazón a todas las inquietudes humanas, ninguna es ajena al coaching” Julio Olalla. He iniciado un viaje; no un viaje cualquiera. Este viaje no requiere de maletas, reservaciones o pasajes de avión; es más, ni siquiera es necesario tomar el carro para llegar a algún lado. Y sin embargo este viaje es más complejo, escarpado, con pronunciadas hondonadas y trayectos estrechos que cualquier otro que recuerde; he iniciado un viaje al vientre de la ballena. Y a diferencia de Jonás que exclamó a los asustadizos marineros de la atribulada embarcación que amenazaba con naufragar: “Tomadme y echadme al mar”, en mi caso fue por voluntad propia que decidí dar el salto rumbo al vientre de la ballena; un viaje de 9 meses, con sus días y su noches.  He iniciado el trayecto del ACP-el arte del coaching profesional;  un programa de formación y certificación de coaching ontológico con Julio Olalla (newfield network) a través de un proceso de aprendizaje transformacional p

El infinito en un junco

🟢 Versión comentada por el autor disponible en Spotify y Apple Podcasts El libro me lo había recomendado por primera vez, y hacía ya un par de meses, Manuel Aldrete . Solo le hice una pregunta, ¿es de los libros que se leen en papel o en electrónico? —En papel, definitivamente —me respondió sin mayor explicación. Poco después un par de personas mas me lo recomendaron. «Eventualmente lo leeré» pensé. En otro momento, lo hubiera comprado de forma inmediata sin pensarlo, pero mi torre de libros por leer estaba ya ganando una muy considerable altura. «No es como que el libro se vaya a desaparecer» fue mi razonamiento en aquel momento. Hace algunas semanas, durante nuestras vacaciones familiares en Ciudad de México decidimos pasar la mañana en Coyoacán, y mientras nos dirigíamos caminando a paso cansino al arbolado Jardín Centenario para comer en alguno de los restaurantes con terraza al aire libre de es plaza, pasamos junto a una librería Gandhi y mi hija Sofía me pidió comprarle un libr