Ir al contenido principal

Nunca des el cien, le dijo a M贸nica su hermana.

馃煝 Versi贸n comentada por el autor disponible en Spotify y Apple Podcasts

Una sociedad que se vanaglorie del trabajo en exceso y que acu帽e frases como #ThankGodIt'sMonday y “No te detengas cuando te canses” es, por decirlo de alguna manera, triste y angustiante. 

En su libro De animales a Dioses, breve historia de la humanidad (2013), el historiador y fil贸sofo Yuval Noah Harari se cuestiona, “¿cu谩ntos j贸venes graduados universitarios han accedido a puestos de trabajo exigentes en empresas potentes, y se han comprometido solemnemente a trabajar duro para ganar dinero que les permita retirarse y dedicarse a sus intereses reales cuando lleguen a los treinta y cinco a帽os? Pero cuando llegan a esa edad tienen hipotecas elevadas, hijos que van a la escuela, casas en las urbanizaciones, dos coches como m铆nimo por familia y la sensaci贸n de que la vida no vale la pena vivirla sin beber vino realmente bueno y unas vacaciones caras en el extranjero. ¿Qu茅 se supone que tienen que hacer, volver a excavar ra铆ces (al igual que nuestros antepasados recolectores)? No, redoblan sus esfuerzos y siguen trabajando como esclavos”. 

Pero en medio de esta aparente desesperanza donde todo parece indicar que el cansancio lo es todo y que nuestro objetivo como seres-humanos es la b煤squeda de la felicidad a trav茅s del trabajo implacable y agotador hasta morir en la raya (todav铆a hoy en d铆a m谩s gente muere por trabajo excesivo que de malaria y la pandemia s贸lo ha venido a intensificar el estr茅s laboral) surge una voz, la voz de M贸nica Aranda, que nos invita a repensar todo esto. 

M贸nica, en su reci茅n publicado libro “Nunca des el cien, me dijo mi hermana”, levanta con fuerza y autoridad su voz para detener todo esto. La idea, frase, mantra “Nunca des el cien” —apunta M贸nica en su libro— “me ha ense帽ado a que yo identifique c贸mo debo distribuir mis energ铆as durante el d铆a y entender que yo controlo la dedicaci贸n de mis esfuerzos. Yo creo en preocuparme, pero no agobiarme, para distinguir d贸nde s铆 debo dar lo mejor que tengo, que curiosamente es cuando estoy haciendo lo que me hace m谩s feliz”.

La frase que da t铆tulo al libro se la escuch茅 por vez primera a M贸nica en 2018 durante su pl谩tica en TEDX. La expresi贸n la escuch茅 con cierto recelo y me pareci贸, en aquel entonces y por decir lo menos, curiosa. Pero el secreto que M贸nica nos comparte y revela a trav茅s de una lectura amena, 谩gil, y entretenida es ser compasivos con nosotros mismos. Despu茅s de leer el libro uno termina sinti茅ndose c贸mplice del andar y pensar de la autora y repitiendo su mantra: nunca des el cien. Me siento profundamente honrado y agradecido con M贸nica por partida doble; primero por la generosa invitaci贸n que me hizo para prologar su libro, y segundo por presentarlo en Caf茅, Notas y Conversaciones LIVE de HUMAN LEADER.

“Nunca des el cien, le dijo a M贸nica su hermana” representa una serie de reflexiones, an茅cdotas y vivencias personales de la autora para esquivar el estado de agotamiento que la vida laboral nos puede ocasionar.

Ep铆logo.- ¿Dar el cien? La decisi贸n, nos dice M贸nica, la tomamos nosotros mismos. 

_______________________

Rogelio Segovia es fundador de Human Leader, Socio-Director de Think Talent y Presidente de la Comisi贸n de Recursos Humanos de la COPARMEX, Nuevo Le贸n.

馃煚 ¿Quieres transformar la cultura de tu organizaci贸n?, ¿Quieres seguir conversando acerca de c贸mo crear organizaciones talento-c茅ntricas? THINK TALENT  es aliado estrat茅gico de las organizaciones que est谩n centradas en el crecimiento de su talento humano y desean asegurar y agilizar su negocio

馃煚 脷nete al programa BE a Leader de THINK TALENT, una experiencia pr谩ctica de 27 horas de formaci贸n blended que te ayuda a transformar la cultura de tu organizaci贸n a partir de construir liderazgos de influencia a trav茅s de conversaciones efectivas basadas en la confianza.

Contacta conmigo a trav茅s de LinkedIn o escr铆beme a mi correo: rogelio.segovia@thinktalent.mx 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Vuelo privado con American Airlines

MONTERREY, N.L. Diciembre 10, 2014 (Sala de 煤ltima espera del aeropuerto). —Todos los grupos pueden abordar ahora el vuelo 1272 con destino a Dallas, Texas— advirti贸 de forma divertida, pero protocolaria la representante de American Airlines; tom贸 con formalidad mi pase de abordar y pasaporte; escane贸 el primero y levant贸 el segundo a la altura de mi rostro para cotejarlo. Terminada la rutinaria revisi贸n me sonri贸 al tiempo que apuntaba —Bienvenido Se帽or Segovia— Recorr铆 de forma r谩pida el anden de abordaje encontrando a mi paso rostros que reflejaban una mezcla de diversi贸n y sorpresa para llegar finalmente a la puerta del avi贸n y confirmar que ten铆a un flamante, nuevo (y vac铆o -por cierto) Airbus 319 a mi entera disposici贸n. Los tres sobrecargos, Cindy, Linda y Julio, me recibieron con sendas sonrisas, tomaron mi abrigo y cuando iba rumbo a mi lugar, me invitaron a tomar asiento en primera clase; un ascenso previamente autorizado por el piloto de la aeronave. Me s

Observo, luego existo.

“Abre tus ojos y tu coraz贸n a todas las inquietudes humanas, ninguna es ajena al coaching” Julio Olalla. He iniciado un viaje; no un viaje cualquiera. Este viaje no requiere de maletas, reservaciones o pasajes de avi贸n; es m谩s, ni siquiera es necesario tomar el carro para llegar a alg煤n lado. Y sin embargo este viaje es m谩s complejo, escarpado, con pronunciadas hondonadas y trayectos estrechos que cualquier otro que recuerde; he iniciado un viaje al vientre de la ballena. Y a diferencia de Jon谩s que exclam贸 a los asustadizos marineros de la atribulada embarcaci贸n que amenazaba con naufragar: “Tomadme y echadme al mar”, en mi caso fue por voluntad propia que decid铆 dar el salto rumbo al vientre de la ballena; un viaje de 9 meses, con sus d铆as y su noches.  He iniciado el trayecto del ACP-el arte del coaching profesional;  un programa de formaci贸n y certificaci贸n de coaching ontol贸gico con Julio Olalla (newfield network) a trav茅s de un proceso de aprendizaje transformacional p

¿Por qu茅 debemos estudiar humanidades?

Foto: Internet. ¿Qu茅 son las humanidades? Las humanidades  pueden definirse y por lo tanto estudiarse desde una perspectiva acad茅mica; una publica como pol铆tica de gobierno; o, desde una clasificaci贸n gubernamental-estad铆stica para fines laborales. Bod, R. al preguntarse [1] ¿Qu茅 son las humanidades?; se帽ala que estas “son como la noci贸n de "tiempo" en San Agust铆n: si no preguntas, lo sabemos, pero si preguntas, nos quedamos con las manos vac铆as” pero tambi茅n apunta que “desde el siglo XIX, las humanidades generalmente se han definido como las disciplinas que investigan las expresiones de la mente humana”. Esta vaguedad trae a la mente la definici贸n de Heidegger [2] del "ser" ya que “no sabemos lo que quiere decir "ser"; pero ya cuando preguntamos ¿qu茅 es "ser", nos mantenemos en cierta comprensi贸n del "ser"” Entonces, ¿no se puede define que son las humanidades?  La mayor铆a de las definiciones se centran en las ra