Ir al contenido principal

El riesgo del CEO

Hoy en día las empresas enfrentan múltiples retos y desafíos para mantener el rumbo. La que es considerada la mayor crisis económica del último siglo nos sorprendió en medio de una profunda transformación digital; ¿el resultado? el mercado cambió, los clientes cambiaron, y los colaboradores no se quedaron atrás, también cambiaron. Algunos sectores se han visto muy beneficiados (agricultura, comercio electrónico, salud, telecomunicaciones) y otros se han visto duramente golpeados (turismo, transporte, industria, construcción, entretenimiento). En medio de todo esto ¿cuál es la mayor amenaza que hoy en día enfrentan las organizaciones? Un mal CEO.

De acuerdo a Warren Buffett, director ejecutivo de Berkshire Hathaway, el mayor peligro que puede enfrentar una empresa, incluso en una entorno tan convulso como el actual, es escoger a la persona equivocada para encabezar una organización, “ese es el mayor peligro de todos” incluso más allá de la cambiante conducta del consumidor o las cambiantes fuerzas del mercado asevera Buffett, “pones a un tipo o a una mujer a cargo -son simpáticos, les caen bien a la junta directiva- y no saben lo que están haciendo. Pero saben como aparentar las cosas” (WSJ, mayo 2021).

El riesgo de un mal CEO puede causar verdaderos estragos en cualquier organización, y estos daños se ven acrecentados cuando el consejo de administración no lleva a cabo un cambio de líder con la rapidez debida. Tan solo en 2018 poco más de 1,450 directores generales o CEO´s dejaron su posición en los Estados Unidos, el mayor numero de bajas  desde la crisis financiera de 2007-2008 (Challenger, Gray & Christmas). De estas bajas, aproximadamente un veinticinco por ciento fueron por jubilación o mal comportamiento, el resto de las bajas fue por que estos líderes no supieron adaptarse al cambio y disrupción en su industria.

La innovación tecnológica, transformación digital, cambio de habito de los consumidores y el cambio de lo que el trabajo significa para los empleados se ha extendido y revolucionado el mercado, pero los líderes de la empresa no siempre están dispuestos a ver eso. ¿Qué mensaje hay detrás de este numero de 1,450 CEOs que tuvieron que dejar su puesto? Que los accionistas y consejos de administración están pidiendo a los directores de sus empresas: ayúdenos a evolucionar, a transformar la forma en que trabajamos, la experiencia de nuestros clientes y empleados sin perder el foco del negocio o encontraremos a alguien que lo haga.

La parte mas compleja en esta vorágine de cambio es el equilibrio. Mark Fields, Ford, 2017, se centró en el futuro de la movilidad y el negocio de Ford comenzó a fallar y caer. Jeff Immelt, GE, 2017, hizo de la innovación el foco de su gestión pero nunca pudo convertirlo en resultados concretos al tiempo que desalentaba la crítica o el cuestionamiento, su sucesor desmanteló el legado de Fields en solo dos meses. Finalmente, Jan Singer, Victoria's Secret, 2018, se enfocó en escuchar a los clientes pero nunca pudo entender lo que realmente decían (CB Insights, 2018).

Estos tres ejemplos, de mas de 1,450, son tan solo un referente de los retos que enfrentan los lideres de cualquier compañía hoy en día. Una actitud arrogante, narcisista , rígida y de oídos sordos a este mundo cambiante, o simplemente incompetencia de un CEO “es el mayor peligro de todos”.

Epílogo.- Ahora mas que nunca debemos re-aprender a escuchar nuestro entorno, a nuestros colaboradores y al mundo. La escucha, reverencial y activa, es quizá la competencia mas importante de un líder hoy en día para lograr el equilibrio en este mundo volátil, complejo, ambiguo y lleno de incertidumbre que estamos viviendo. 

_______________________

Rogelio Segovia es doctorando en Filosofía y Cultura, Coach Ontológico, autor, speaker y  fundador de Human Leader. Contacto: rogelio@humanleader.mx

¡Conéctate a nuestro canal de YouTube! 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Calavera a Rogelio (2018)

Tres vueltas se dio la muerte, a las nuevas oficinas Buscaba a Rogelio Segovia, para llevarlo a las ruinas Pero nunca lo encontraba, pues no buscó en la cocina A hornear pan se dedicaba, y no sospechó la catrina. Cuan por fin lo encontró,  la flaca alegre bailaba Rogelio siempre pensó, que a la calaca se le escapaba Pero esta vez le falló, o ¿no hizo bien la tirada? Su agenda la revisó, no está citada la condenada. Vengo a llevarte a la tumba, la huesuda le contaba Rogelio recurrió al viejo truco, se le ocurrió de volada Corramos el maratón, que será en Ensenada Si me ganas voy contigo, y ¡¡que gana la fregada!!. En su tumba nadie llora, ni su equipo de gerentes Puede ser que nadie sepa, que el tipo era  buena gente Aun que a veces se portaba, solo un poquito renuente Sobre todo en las juntas, donde El era el ponente. __________________ Epílogo.-   ¿Qué es una calavera? Las calaveras literarias son palabras populares en forma de rimas escritas de man

Observo, luego existo.

“Abre tus ojos y tu corazón a todas las inquietudes humanas, ninguna es ajena al coaching” Julio Olalla. He iniciado un viaje; no un viaje cualquiera. Este viaje no requiere de maletas, reservaciones o pasajes de avión; es más, ni siquiera es necesario tomar el carro para llegar a algún lado. Y sin embargo este viaje es más complejo, escarpado, con pronunciadas hondonadas y trayectos estrechos que cualquier otro que recuerde; he iniciado un viaje al vientre de la ballena. Y a diferencia de Jonás que exclamó a los asustadizos marineros de la atribulada embarcación que amenazaba con naufragar: “Tomadme y echadme al mar”, en mi caso fue por voluntad propia que decidí dar el salto rumbo al vientre de la ballena; un viaje de 9 meses, con sus días y su noches.  He iniciado el trayecto del ACP-el arte del coaching profesional;  un programa de formación y certificación de coaching ontológico con Julio Olalla (newfield network) a través de un proceso de aprendizaje transformacional p

El infinito en un junco

🟢 Versión comentada por el autor disponible en Spotify y Apple Podcasts El libro me lo había recomendado por primera vez, y hacía ya un par de meses, Manuel Aldrete . Solo le hice una pregunta, ¿es de los libros que se leen en papel o en electrónico? —En papel, definitivamente —me respondió sin mayor explicación. Poco después un par de personas mas me lo recomendaron. «Eventualmente lo leeré» pensé. En otro momento, lo hubiera comprado de forma inmediata sin pensarlo, pero mi torre de libros por leer estaba ya ganando una muy considerable altura. «No es como que el libro se vaya a desaparecer» fue mi razonamiento en aquel momento. Hace algunas semanas, durante nuestras vacaciones familiares en Ciudad de México decidimos pasar la mañana en Coyoacán, y mientras nos dirigíamos caminando a paso cansino al arbolado Jardín Centenario para comer en alguno de los restaurantes con terraza al aire libre de es plaza, pasamos junto a una librería Gandhi y mi hija Sofía me pidió comprarle un libr