Ir al contenido principal

¿Cómo convertirse en CEO?

Una pregunta que los profesionistas con frecuencia suelen hacerse es, ¿Cuál debe ser mi ruta de carrera para llegar a una posición de alta dirección y cómo puedo convertirme en CEO?, aunque la respuesta no es tan sencilla existen muchas historias respecto a quienes llegan a ser CEO y quienes no lo hacen, estas historias suelen estar llenas de mitos y fantasías.

 

El 1-2-3 tradicional de las rutas de carrera en una empresa rezaba: Tener título profesional; obtener un titulo de posgrado; y adquirir años de experiencia. En cuanto a la experiencia, se suele recomendar que incluya posiciones de gestión de nivel inferior y crecer entre las filas de la empresa para garantizar que el puesto lo cubra alguien familiarizado con el entorno y la estructura organizacional.

 

En 2018 The CEO Genome publicó una detallada investigación de poco más de diez años llevada en Estados Unidos con más de 17,000 ejecutivos para entender el camino a seguir para ser CEO. Este estudió desmitificó algunas cosas. Mito: La mayoría de los CEOs llegaron a ser parte del equipo de liderazgo en los primeros años de su carrera. En realidad más del 70% de los CEOs no tuvo silla en la C-Suite hasta más tarde en sus carreras. Mito: Debes graduarte de una universidad de élite. Lo cierto es que solo el 7% de los CEOs son graduados de la Ivy League; de hecho el 8% de los CEOs ¡no se graduaron de ninguna universidad! Mito: Para ser CEO requieres un curriculum impoluto. La realidad es que el 45% de los CEOs tienen algún tropiezo importante en sus carreras.

 

Algunos mitos se han desbaratado, pero, ¿qué pasa con hacer una larga carrera dentro de una misma empresa? En el mundo laboral actual, hacer una carrera en una misma empresa dejó de ser aspiracional. Cada vez menos candidatos y recién egresados quieren estar inmersos en la tradicional cultura de oficina de 8:00 a 6:00; y por el contrario, buscan tener mayor movilidad, libertad personal, y capacidad de elección. Pocos quieren caminar el sinuoso camino de hacer carrera en una empresa para llegar al C-Suite.

 

¿Es factible llegar a CEO sin hacer carrera en una empresa?; Veamos. Tomemos como referencia a 3 de las empresas más importantes de Nuevo León que cotizan en bolsa, cuyos CEOs no son miembros de la familia que tienen el control accionario: Femsa, Cemex y Arca Continental. Eduardo Padilla de Femsa tiene 23 años en la compañía; Fernando González de Cemex cuenta con 31 años de antigüedad; mientras que Arturo Gutiérrez de Arca Continental tiene 19 años. Esto nos dice que las posiciones de alta dirección aún requieren de colaboradores que hayan desarrollado su carrera dentro de la organización.

 

En un mundo en donde la antigüedad cada vez es menos valorada por las nuevas generaciones y por los mejores talentos, pero las empresas deben asegurar el mejor talento para dirigir sus compañías, ¿cómo empezamos a crear capacidades para un CEO que no esté sustentado en los paradigmas de antigüedad?; ¿qué podemos esperar de nuestros próximos CEOs?

_____________

Rogelio Segovia, Vicepresidente de Recursos Humanos para LatAm de CHRISTUS Health, socio de ERIAC Capital Humano; y fundador de Human Leader MX.

Publicado en el periódico El Financiero (junio 19, 2020) en: 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Calavera a Rogelio (2018)

Tres vueltas se dio la muerte, a las nuevas oficinas Buscaba a Rogelio Segovia, para llevarlo a las ruinas Pero nunca lo encontraba, pues no buscó en la cocina A hornear pan se dedicaba, y no sospechó la catrina. Cuan por fin lo encontró,  la flaca alegre bailaba Rogelio siempre pensó, que a la calaca se le escapaba Pero esta vez le falló, o ¿no hizo bien la tirada? Su agenda la revisó, no está citada la condenada. Vengo a llevarte a la tumba, la huesuda le contaba Rogelio recurrió al viejo truco, se le ocurrió de volada Corramos el maratón, que será en Ensenada Si me ganas voy contigo, y ¡¡que gana la fregada!!. En su tumba nadie llora, ni su equipo de gerentes Puede ser que nadie sepa, que el tipo era  buena gente Aun que a veces se portaba, solo un poquito renuente Sobre todo en las juntas, donde El era el ponente. __________________ Epílogo.-   ¿Qué es una calavera? Las calaveras literarias son palabras populares en forma de rimas escritas de man

Observo, luego existo.

“Abre tus ojos y tu corazón a todas las inquietudes humanas, ninguna es ajena al coaching” Julio Olalla. He iniciado un viaje; no un viaje cualquiera. Este viaje no requiere de maletas, reservaciones o pasajes de avión; es más, ni siquiera es necesario tomar el carro para llegar a algún lado. Y sin embargo este viaje es más complejo, escarpado, con pronunciadas hondonadas y trayectos estrechos que cualquier otro que recuerde; he iniciado un viaje al vientre de la ballena. Y a diferencia de Jonás que exclamó a los asustadizos marineros de la atribulada embarcación que amenazaba con naufragar: “Tomadme y echadme al mar”, en mi caso fue por voluntad propia que decidí dar el salto rumbo al vientre de la ballena; un viaje de 9 meses, con sus días y su noches.  He iniciado el trayecto del ACP-el arte del coaching profesional;  un programa de formación y certificación de coaching ontológico con Julio Olalla (newfield network) a través de un proceso de aprendizaje transformacional p

El infinito en un junco

🟢 Versión comentada por el autor disponible en Spotify y Apple Podcasts El libro me lo había recomendado por primera vez, y hacía ya un par de meses, Manuel Aldrete . Solo le hice una pregunta, ¿es de los libros que se leen en papel o en electrónico? —En papel, definitivamente —me respondió sin mayor explicación. Poco después un par de personas mas me lo recomendaron. «Eventualmente lo leeré» pensé. En otro momento, lo hubiera comprado de forma inmediata sin pensarlo, pero mi torre de libros por leer estaba ya ganando una muy considerable altura. «No es como que el libro se vaya a desaparecer» fue mi razonamiento en aquel momento. Hace algunas semanas, durante nuestras vacaciones familiares en Ciudad de México decidimos pasar la mañana en Coyoacán, y mientras nos dirigíamos caminando a paso cansino al arbolado Jardín Centenario para comer en alguno de los restaurantes con terraza al aire libre de es plaza, pasamos junto a una librería Gandhi y mi hija Sofía me pidió comprarle un libr