Ir al contenido principal

Trust yourself.


En muchas ocasiones solemos usar términos en ingles para suavizar el significado de lo que estamos tratando de decir (claro, también puede ser que nos de pereza buscar su similar en español). Trust yourself, al parecer, es uno de esos términos. Trust yourself tiene que ver con confiar en uno mismo, con la capacidad de poder intentar hacer todo tipo de cosas sin juzgarnos demasiado duro (me declaro culpable). Aquí lo importante es, ¿Cómo podemos buscar generar mayor confianza en nosotros mismos?

Charles Hand afirma que el mundo está a disposición del que lo quiera, lo que le parece a la vez apasionante y aterrador, sin embargo ­—continua Hand— para hacer que sucedan las cosas en el futuro hemos de tener confianza en nosotros mismos y creer en nuestra propia valía; esto es lo que las escuelas tendrían que enseñar.

Vale, es algo que en la escuela deberían enseñar, pero al menos en la mía, no me lo enseñaron así, y casi estoy seguro que en muy pocas escuelas de quienes tienen mas o menos mi edad (¡jovenazos!) se los enseñaron. Pero la culpa (antes de que empecemos a repartir culpas) tampoco es de nuestras escuelas, lo cierto es que el mundo en que vivimos (modernidad tardía le llaman), lo que da base y estructura a nuestras vida cambia de forma vertiginosa (estamos en un momento de transición  epistemológico de lo que significa “ser-en-el-mundo”), y ante esto, la confianza en uno mismo se vuelve un ingrediente de certidumbre en esta modernidad caótica donde lo que las personas buscamos (como al parecer ha sido desde siempre) es trascender.

Pero, ¿Cómo empezar a aprender a confiar en uno mismo?; Intentemos hacer el 1-2-3 de la confianza en uno mismo. 1-2-3 del Trust yourself: Aprende, Confía, Sé de principios.

1. Aprende. El primer dragón de nuestro recorrido está en ¡aprender a desaprende a no confiar en uno mismo! Toda una vida de justificarnos y razonar el porque no podemos lograr determinada cosa. El desaprender implica el desapego de ideas, cosas y hasta personas. Ray Bradbury, en sus “consejos para escribir”, ordenaba alejarte de las personas y “amigos” que no creen en ti y en tus aspiraciones. El proceso de desaprender nos abre las puertas de acceso a todo un mundo nuevo; tanto libros como personas que nos inspiren y crean en nosotros, juegan un rol relevante en este proceso.

2. Confía. Confía plenamente en que en este proceso harás cosas nuevas, y esas cosas nuevas que harás ¡apestarán! Yann Girard, menciona que la primera vez que hagas algo, lo que sea (como escribir, pintar o componer) va a empezar apestando. Girard se describe así mismo como un tipo que ha fallado en casi todo lo que ha hecho; que ha escrito libros que recibieron comentarios del tipo: “ libros como este son la razón por la cual nadie respeta la autoedición”; sin embargo también menciona de si mismo que es una persona que se puso a trabajar, que empujó duro, que se levanta temprano en la mañana para comenzar y que lo ha hecho no por unos meses, sino por muchos años”.

En otras palabras, sé tú mismo y aprovisiónate con grandes dosis de tiempo, paciencia y persistencia.

3. Sé de principios. Toma tus decisiones en base a tus principios. Si algo va en contra de lo que crees, simplemente renuncia. ¿Renunciar puede es traumático?; Sí, definitivo, pero también suele ser la decisión correcta en el camino de construir la confianza en uno mismo. Honrar nuestros principios habla del amor y cuidado que tenemos por nosotros. Cynthia Wall, autora del libro, The Courage to Trust: A Guide to Building Deep and Lasting Relationships, apunta que “amarte y cuidarte a ti mismo no solo aumenta la confianza en ti mismo, también profundiza tu conexión con los demás ”

Una vez que decidimos emprender el camino de la confianza en uno mismo con el 1-2-3 del Trust yourself: Aprende, Confía, Sé de principios. Confía en ti mismo y mantén el compromiso con tu mejor amigo: tu mismo.

Epílogo.- ¿Qué es, en general, la “confianza”? Roco Pacheco la define a través de la metáfora del rio. Roco menciona que la confianza es como el agua de un rio, nunca esta quieta. Y como el agua de un rio, hay tramos mas apacibles y otros más turbulentos; existen trayectos con un gran caudal y otros que el hilo de agua es apenas visible. ¿Es la confianza en nosotros mismos como el agua de un rio?; Aprendiendo, confiando y en base a principios… ¿podemos llegar al apacible y de buen caudal al llamado rio de la confianza en uno mismo?

_______
rogelio@humanleader.mx

Comentarios

Entradas populares de este blog

Calavera a Rogelio (2018)

Tres vueltas se dio la muerte, a las nuevas oficinas Buscaba a Rogelio Segovia, para llevarlo a las ruinas Pero nunca lo encontraba, pues no buscó en la cocina A hornear pan se dedicaba, y no sospechó la catrina. Cuan por fin lo encontró,  la flaca alegre bailaba Rogelio siempre pensó, que a la calaca se le escapaba Pero esta vez le falló, o ¿no hizo bien la tirada? Su agenda la revisó, no está citada la condenada. Vengo a llevarte a la tumba, la huesuda le contaba Rogelio recurrió al viejo truco, se le ocurrió de volada Corramos el maratón, que será en Ensenada Si me ganas voy contigo, y ¡¡que gana la fregada!!. En su tumba nadie llora, ni su equipo de gerentes Puede ser que nadie sepa, que el tipo era  buena gente Aun que a veces se portaba, solo un poquito renuente Sobre todo en las juntas, donde El era el ponente. __________________ Epílogo.-   ¿Qué es una calavera? Las calaveras literarias son palabras populares en forma de rimas escritas de man

Observo, luego existo.

“Abre tus ojos y tu corazón a todas las inquietudes humanas, ninguna es ajena al coaching” Julio Olalla. He iniciado un viaje; no un viaje cualquiera. Este viaje no requiere de maletas, reservaciones o pasajes de avión; es más, ni siquiera es necesario tomar el carro para llegar a algún lado. Y sin embargo este viaje es más complejo, escarpado, con pronunciadas hondonadas y trayectos estrechos que cualquier otro que recuerde; he iniciado un viaje al vientre de la ballena. Y a diferencia de Jonás que exclamó a los asustadizos marineros de la atribulada embarcación que amenazaba con naufragar: “Tomadme y echadme al mar”, en mi caso fue por voluntad propia que decidí dar el salto rumbo al vientre de la ballena; un viaje de 9 meses, con sus días y su noches.  He iniciado el trayecto del ACP-el arte del coaching profesional;  un programa de formación y certificación de coaching ontológico con Julio Olalla (newfield network) a través de un proceso de aprendizaje transformacional p

El infinito en un junco

🟢 Versión comentada por el autor disponible en Spotify y Apple Podcasts El libro me lo había recomendado por primera vez, y hacía ya un par de meses, Manuel Aldrete . Solo le hice una pregunta, ¿es de los libros que se leen en papel o en electrónico? —En papel, definitivamente —me respondió sin mayor explicación. Poco después un par de personas mas me lo recomendaron. «Eventualmente lo leeré» pensé. En otro momento, lo hubiera comprado de forma inmediata sin pensarlo, pero mi torre de libros por leer estaba ya ganando una muy considerable altura. «No es como que el libro se vaya a desaparecer» fue mi razonamiento en aquel momento. Hace algunas semanas, durante nuestras vacaciones familiares en Ciudad de México decidimos pasar la mañana en Coyoacán, y mientras nos dirigíamos caminando a paso cansino al arbolado Jardín Centenario para comer en alguno de los restaurantes con terraza al aire libre de es plaza, pasamos junto a una librería Gandhi y mi hija Sofía me pidió comprarle un libr