Ir al contenido principal

Transformación digital. El sueño de todo líder de Recursos Humanos.


La convergencia del mundo virtual y del físico con la consecuente integración de información y personas fue bautizado como Industria 4.0, en el salón de tecnología industrial de la Feria de Hannover en 2011. Ya vivimos en un mundo sensorial que incluye: Big Data, inteligencia artificial e Internet de las cosas. El reto de las organizaciones está en aprovechar este mar de datos e información para convertirlo en poder de datos que nos provea de conocimiento y acción para tener una mejor ventaja competitiva en la toma de decisiones. Para los líderes de recursos humanos el desafío está en desarrollar competencias digitales y dar forma a la nueva composición de roles y funciones; de las cuales incluso, ¡algunas aún no las conocemos!

Y aunque pareciera que la revolución digital 4.0 está por todas partes de nuestras vidas, lo cierto es que esto apenas comienza, y las implicaciones y oportunidades existentes son tremendas. En el ambiente laboral la tecnología influye cada vez más, tanto en la vida laboral de los Colaboradores, como en la gestión de los departamentos de Recursos Humanos.

La gran pregunta es (inserte aquí redoble de tambor): ¿Qué es exactamente lo que cambiará en la gestión de RH? Quizá el principal cambio es que hará de RH un departamento omnipresente y omnidireccional en las empresas (Larkin, 2017) y el rol de RH como socio estratégico, experto administrativo y defensor de los empleados (Ulrich, 1997) adquiere más valor y relevancia que nunca. Pero quizá más importante (o más bien, como paso previo a lo anterior) es traer a la consciencia que estamos frente al cambio más importante que la función de Recursos Humanos haya tenido en décadas, y lo que es mejor aún, nosotros estamos aquí y ahora.

Y como todo maratón en la vida, debemos partir de la línea de salida. En el caso del maratón digital de RH esa línea de salida es contar con un sistema para la gestión del talento que cubra todos los procesos de la vida laboral del Colaborador en una empresa. Ese sistema, de preferencia basado en la nube, debe estar dotado de movilidad y debe funcionar en entornos multidispositivo y multiplataforma y permitir a los líderes tomar la responsabilidad del desempeño de sus equipos de trabajo, mejorar su toma de decisiones y proporcionar orientación para resolver temas claves de la toda organización, desde las higiénicas como la planificación de horarios y plantillas, hasta las estratégicas como atracción de talento, desempeño, aprendizaje y sucesión, mientras que a los Colaboradores les permitirá desarrollar el accountability de su plan de desarrollo profesional.

Epílogo.- En CHRISTUS MUGUERZA nunca hemos sido la excepción en liderar y adoptar grandes cambios en beneficio primero de nuestros Colaboradores, y por ende, de nuestros Pacientes. Después de poco mas de 18 meses de cuidado analísis y planeación, el día de hoy damos el disparo de salida a la iniciativa Talento 4.0 la transformación digital de Recursos Humanos de CHRISTUS MUGUERZA con la implementación y posterior adopción del sistema de gestión SAP SuccessFactors. ¡Enhorabuena!
_______

Rogelio Segovia es Vicepresidente de Recursos Humanos de CHRISTUS HEALTH para LatAm y CHRO de CHRISTUS MUGUERZA.

CHRISTUS MUGUERZA es un sistema de salud católico con más 6,000 Colaboradores que opera en México 11 hospitales, centros de atención médica, ambulancias, clínicas comunitarias, escuelas de enfermería y una casa cuna.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Calavera a Rogelio (2018)

Tres vueltas se dio la muerte, a las nuevas oficinas Buscaba a Rogelio Segovia, para llevarlo a las ruinas Pero nunca lo encontraba, pues no buscó en la cocina A hornear pan se dedicaba, y no sospechó la catrina. Cuan por fin lo encontró,  la flaca alegre bailaba Rogelio siempre pensó, que a la calaca se le escapaba Pero esta vez le falló, o ¿no hizo bien la tirada? Su agenda la revisó, no está citada la condenada. Vengo a llevarte a la tumba, la huesuda le contaba Rogelio recurrió al viejo truco, se le ocurrió de volada Corramos el maratón, que será en Ensenada Si me ganas voy contigo, y ¡¡que gana la fregada!!. En su tumba nadie llora, ni su equipo de gerentes Puede ser que nadie sepa, que el tipo era  buena gente Aun que a veces se portaba, solo un poquito renuente Sobre todo en las juntas, donde El era el ponente. __________________ Epílogo.-   ¿Qué es una calavera? Las calaveras literarias son palabras populares en forma de rimas escritas de man

Observo, luego existo.

“Abre tus ojos y tu corazón a todas las inquietudes humanas, ninguna es ajena al coaching” Julio Olalla. He iniciado un viaje; no un viaje cualquiera. Este viaje no requiere de maletas, reservaciones o pasajes de avión; es más, ni siquiera es necesario tomar el carro para llegar a algún lado. Y sin embargo este viaje es más complejo, escarpado, con pronunciadas hondonadas y trayectos estrechos que cualquier otro que recuerde; he iniciado un viaje al vientre de la ballena. Y a diferencia de Jonás que exclamó a los asustadizos marineros de la atribulada embarcación que amenazaba con naufragar: “Tomadme y echadme al mar”, en mi caso fue por voluntad propia que decidí dar el salto rumbo al vientre de la ballena; un viaje de 9 meses, con sus días y su noches.  He iniciado el trayecto del ACP-el arte del coaching profesional;  un programa de formación y certificación de coaching ontológico con Julio Olalla (newfield network) a través de un proceso de aprendizaje transformacional p

El infinito en un junco

🟢 Versión comentada por el autor disponible en Spotify y Apple Podcasts El libro me lo había recomendado por primera vez, y hacía ya un par de meses, Manuel Aldrete . Solo le hice una pregunta, ¿es de los libros que se leen en papel o en electrónico? —En papel, definitivamente —me respondió sin mayor explicación. Poco después un par de personas mas me lo recomendaron. «Eventualmente lo leeré» pensé. En otro momento, lo hubiera comprado de forma inmediata sin pensarlo, pero mi torre de libros por leer estaba ya ganando una muy considerable altura. «No es como que el libro se vaya a desaparecer» fue mi razonamiento en aquel momento. Hace algunas semanas, durante nuestras vacaciones familiares en Ciudad de México decidimos pasar la mañana en Coyoacán, y mientras nos dirigíamos caminando a paso cansino al arbolado Jardín Centenario para comer en alguno de los restaurantes con terraza al aire libre de es plaza, pasamos junto a una librería Gandhi y mi hija Sofía me pidió comprarle un libr