Ir al contenido principal

¿Se puede tener una reunión de trabajo, a solas, con una persona del sexo opuesto?


Al parecer la respuesta es no. O al menos no sería bien visto. 

De acuerdo a una encuesta del periódico The New York Times y Morning Consult, hombres y mujeres aún no saben cómo trabajar juntos y los empleados se cuidan de tener reuniones de trabajo de con el sexo opuesto. La mejor estrategia descubierta hasta el momento: evitar a los compañeros de trabajo del sexo opuesto.

Cerca del veinticinco por ciento de los empleados encuestados consideran que resulta inapropiado tener una reunión de trabajo, dentro de las oficinas, con un compañero del sexo opuesto y dos terceras partes de los encuestados toman precauciones adicionales al interactuar con personas del otro sexo. Ir a cenar o tomar una cerveza, inimaginable.

Según Claire Caine Miller (@clairecm), corresponsal del NYT, especialista en equidad de género, familia y trabajo, los resultados muestran como el sexo es una parte implícita de nuestras relaciones laborales, y esto explica en parte porque las mujeres no tienen las mismas oportunidades laborales que los hombres.

La encuesta dejó al descubierto culturas laborales distintas. Mientras que un grupo de personas mencionaron que sus carreras dependen de reuniones uno a uno (sin importar si son del sexo opuesto); otros señalaron la precaución que tienen con gente del otro sexo. Hubo quienes señalaron que esta precaución o diferenciación se debe a la cultura que impera en sus trabajos, donde pueden ser acosados o acusados de acoso sexual. Las falsas acusaciones suelen crear daños irreversibles a la imagen pública de una persona.

Para evitar comentarios negativos, muchas personas optan por tener reuniones individuales en salas de trabajo abiertas y con ventanales o incluso ser acompañados por una tercer persona, pero nunca reuniones donde no estén en compañía de mas gente. 

Lo cierto es que este tipo de diferenciación en las interacciones con personas del sexo opuesto, suelen ser discriminatorias y dejar a las mujeres con menor acceso a oportunidades de desarrollo laboral. La gente suele promover o contratar a aquellas personas con las que tiene mayor afinidad, el evitar reuniones laborales o sociales uno a uno con mujeres, las pone a ellas en desventaja.

Epílogo.- Definitivamente debemos seguir trabajando en la cultura de nuestras organizaciones para derribar barreras y proveer mejores oportunidades de desarrollo a todos nuestros Colaboradores. No todas las barreras obedecen a actos deliberados o de malicia, muchas son consecuencia de nuestra herencia así como el entorno social y laboral; y todos, dentro de nuestro ámbito laboral, podemos trabajar para cambiar de forma reflexiva estos comportamientos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Calavera a Rogelio (2018)

Tres vueltas se dio la muerte, a las nuevas oficinas Buscaba a Rogelio Segovia, para llevarlo a las ruinas Pero nunca lo encontraba, pues no buscó en la cocina A hornear pan se dedicaba, y no sospechó la catrina. Cuan por fin lo encontró,  la flaca alegre bailaba Rogelio siempre pensó, que a la calaca se le escapaba Pero esta vez le falló, o ¿no hizo bien la tirada? Su agenda la revisó, no está citada la condenada. Vengo a llevarte a la tumba, la huesuda le contaba Rogelio recurrió al viejo truco, se le ocurrió de volada Corramos el maratón, que será en Ensenada Si me ganas voy contigo, y ¡¡que gana la fregada!!. En su tumba nadie llora, ni su equipo de gerentes Puede ser que nadie sepa, que el tipo era  buena gente Aun que a veces se portaba, solo un poquito renuente Sobre todo en las juntas, donde El era el ponente. __________________ Epílogo.-   ¿Qué es una calavera? Las calaveras literarias son palabras populares en forma de rimas escritas de man

Observo, luego existo.

“Abre tus ojos y tu corazón a todas las inquietudes humanas, ninguna es ajena al coaching” Julio Olalla. He iniciado un viaje; no un viaje cualquiera. Este viaje no requiere de maletas, reservaciones o pasajes de avión; es más, ni siquiera es necesario tomar el carro para llegar a algún lado. Y sin embargo este viaje es más complejo, escarpado, con pronunciadas hondonadas y trayectos estrechos que cualquier otro que recuerde; he iniciado un viaje al vientre de la ballena. Y a diferencia de Jonás que exclamó a los asustadizos marineros de la atribulada embarcación que amenazaba con naufragar: “Tomadme y echadme al mar”, en mi caso fue por voluntad propia que decidí dar el salto rumbo al vientre de la ballena; un viaje de 9 meses, con sus días y su noches.  He iniciado el trayecto del ACP-el arte del coaching profesional;  un programa de formación y certificación de coaching ontológico con Julio Olalla (newfield network) a través de un proceso de aprendizaje transformacional p

¿Delegar? No, no quiero ser despedido

🟢 Versión audio narrado por el autor disponible en  Spotify  y  Apple Podcasts En términos generales, al hablar de un líder destacamos dos grandes cualidades que todo el que aspire a serlo debe de tener: alcanzar las metas; y, mantener un buen clima organizacional. Y cuando pensamos en cómo desarrollar estas cualidades o competencias solemos citar tres: Conocerse a sí mismo; ser empático; y, saber comunicar. Pero hay una competencia que a veces solemos pasar por alto y que es una de las fortalezas de los grandes líderes: la habilidad de delegar , es decir el proceso para encomendar y responsabilizar a un colaborador de una tarea sobre la que tenemos responsabilidad y cuya realización nos incumbe. ¿Por qué es importante delegar? Básicamente por dos cosas, nos permite crecer dentro de una organización, y le permite a nuestros colaboradores seguir desarrollándose y por ende, también tener un crecimiento profesional. La delegación es la llave mágica del liderazgo;  te permite distinguirte