Ir al contenido principal

Padrino de Adopción.

El texto que adjunto mas adelante, lo escribí en junio de 2012 para la revista interna de @chrstsmuguerza. Ayer la historia vino a mi mente. 

Lo recordé ya que tuve el privilegio de ser invitado como miembro del consejo de Casa Cuna Conchita, asociación que acoge a niños recién nacidos en espera de ser entregados a un hogar adoptivo y que auspicia la Universidad de Monterrey y CHRISTUS Muguerza. 

Con orgullo pude constatar que el legado que dejaron Doña Rosario Garza Sada y Don Adolfo Zambrano al atender la puerta de su casa la mañana del 26 de abril de 1937, continua con fuerza y amor.

**************
Publicado en la revista interna "La Vitamina" de CHRISTUS Muguerza en la edición mayo-junio de 2012:

“Entonces él se sentó y llamó a los doce, y les dijo: Si alguno quiere ser el primero, será el postrero de todos, y el servidor de todos. Y tomó a un niño, y lo puso en medio de ellos; y tomándole en sus brazos, les dijo: El que reciba en mi nombre a un niño como este, me recibe a mí; y el que a mí me recibe, no me recibe a mí sino al que me envió.”
     Marcos 9:35-37

José Leonardo tuvo la fortuna de tener una gran madre biológica. Una madre que le dio el don más preciado que Dios nos ha regalado: La Vida. 

Su madre pudo haber optado por no tenerlo; «Es su cuerpo, ella debe decidir» pudieron haber pensado algunos; «No está comprobado científicamente si ya se le considera ser humano, es solo un producto» quizá aseguraron reflexivos otros.

Hoy lo vi; iba vestido sumamente formal para conocer a sus padres, su familia. De piel rosada, cara redonda y una mata de pelo que quizá me vendría mejor a, mi lucía elegantes zapatos blancos; bermuda de mezclilla y guayabera que refleja su buen gusto. El tiene apenas dos meses; pero su gestación duro siete años. Siete años en los que sus nuevos padres lucharon por tener un hijo. 

Ya habrá momentos para que estos nuevos padres puedan gritar “Dios has callar a ese niño que son las cinco de la mañana del domingo”; o quizá habrá que regañar al pequeño cabroncete por volver a perder la chamarra del uniforme; y seguramente querrán matarlo cuando haya usado y estropeado la mejor corbata de su padre, pero hoy a estas horas, José Leonardo —sobrino de adopción mio— duerme plácidamente en su nueva cuna; con unos emocionados padres que —estoy seguro— en estos momentos, felices, velan orgullosos el sueño de ese pequeño hombre.

Epílogo.- Tan solo en 2016, Casa Cuna Conchita ha acogido y dado en adopción a 9 bebes, multiplicando la felicidad de mujeres con embarazo no deseado, bebes y papas adoptivos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Calavera a Rogelio (2018)

Tres vueltas se dio la muerte, a las nuevas oficinas Buscaba a Rogelio Segovia, para llevarlo a las ruinas Pero nunca lo encontraba, pues no buscó en la cocina A hornear pan se dedicaba, y no sospechó la catrina. Cuan por fin lo encontró,  la flaca alegre bailaba Rogelio siempre pensó, que a la calaca se le escapaba Pero esta vez le falló, o ¿no hizo bien la tirada? Su agenda la revisó, no está citada la condenada. Vengo a llevarte a la tumba, la huesuda le contaba Rogelio recurrió al viejo truco, se le ocurrió de volada Corramos el maratón, que será en Ensenada Si me ganas voy contigo, y ¡¡que gana la fregada!!. En su tumba nadie llora, ni su equipo de gerentes Puede ser que nadie sepa, que el tipo era  buena gente Aun que a veces se portaba, solo un poquito renuente Sobre todo en las juntas, donde El era el ponente. __________________ Epílogo.-   ¿Qué es una calavera? Las calaveras literarias son palabras populares en forma de rimas escritas de man

Observo, luego existo.

“Abre tus ojos y tu corazón a todas las inquietudes humanas, ninguna es ajena al coaching” Julio Olalla. He iniciado un viaje; no un viaje cualquiera. Este viaje no requiere de maletas, reservaciones o pasajes de avión; es más, ni siquiera es necesario tomar el carro para llegar a algún lado. Y sin embargo este viaje es más complejo, escarpado, con pronunciadas hondonadas y trayectos estrechos que cualquier otro que recuerde; he iniciado un viaje al vientre de la ballena. Y a diferencia de Jonás que exclamó a los asustadizos marineros de la atribulada embarcación que amenazaba con naufragar: “Tomadme y echadme al mar”, en mi caso fue por voluntad propia que decidí dar el salto rumbo al vientre de la ballena; un viaje de 9 meses, con sus días y su noches.  He iniciado el trayecto del ACP-el arte del coaching profesional;  un programa de formación y certificación de coaching ontológico con Julio Olalla (newfield network) a través de un proceso de aprendizaje transformacional p

¿Delegar? No, no quiero ser despedido

🟢 Versión audio narrado por el autor disponible en  Spotify  y  Apple Podcasts En términos generales, al hablar de un líder destacamos dos grandes cualidades que todo el que aspire a serlo debe de tener: alcanzar las metas; y, mantener un buen clima organizacional. Y cuando pensamos en cómo desarrollar estas cualidades o competencias solemos citar tres: Conocerse a sí mismo; ser empático; y, saber comunicar. Pero hay una competencia que a veces solemos pasar por alto y que es una de las fortalezas de los grandes líderes: la habilidad de delegar , es decir el proceso para encomendar y responsabilizar a un colaborador de una tarea sobre la que tenemos responsabilidad y cuya realización nos incumbe. ¿Por qué es importante delegar? Básicamente por dos cosas, nos permite crecer dentro de una organización, y le permite a nuestros colaboradores seguir desarrollándose y por ende, también tener un crecimiento profesional. La delegación es la llave mágica del liderazgo;  te permite distinguirte